Cuando la mayoría de espectadores del Mundial otorgan el cartel de favorito a la selección alemana, sus vecinos franceses han demostrado en sus dos primeros partidos que han llegado para quedarse. Ayer, Salvador de Bahía presenció una goleada que pudo ser aún mayor (Benzema falló un penalti y anotó un gol pasados dos segundos del final del partido). El delantero del Arsenal Olivier Giroud abrió la lata en el minuto 16. Sesenta segundos después, el jugador del PSG Matuidi marcó el gol de la tranquilidad para la selección gala. A partir de ahí, el encuentro fue un festival en el que Francia, liderada por un soberbio Karim Benzema, demostró todo su potencial.

Anuncios
Anuncios

El 3-0 lo anotó el centrocampista Valbuena, poco antes del descanso. En el minuto 68, el delantero centro del Real Madrid quiso participar de la fiesta goleadora marcando el 4-0. De esta manera, se convierte en pichichi del torneo junto con el punta alemán Müller. El 5-0 fue obra de Sissoko. Ya al borde del pitido final, los suizos tiraron de casta y anotaron dos goles, obra de Dzemaili y Xhaka.

Uno de los protagonistas del encuentro fue Benzema, que tras realizar una temporada repleta de altibajos en su club, ha llegado en plena forma al final de la temporada, ganando la Champions League y aspirando al título mundial en Brasil. Karim erró un penalti, pero se resarció anotando el cuarto gol para su combinado. Además, pudo convertirse en pichichi en solitario marcando el 6-2, pero el árbitro anuló el tanto por haberse anotado tras el pitido final.

Anuncios



#Mundial de Brasil