España va bien... #La Roja va mal.
Parece que España empieza a recuperarse de la crisis económica que ha lastrado el bienestar de su colectivo. Ningún dato económico, ninguna predicción, ninguna intuición. Sólo un indicio: La Roja va muy mal en el mundial.
Para el que se haya fijado no pasará desapercibido este artículo. Y es que, en la perfección del equilibrio universal, cuando un colectivo siente que los fenómenos no son favorables, tiende a aferrase a los ídolos, y a vincularse a las victorias ajenas . Cada deportista es dependiente de la debilidad de su entorno. El que lo aprecia. Pasa en todos las vinculaciones. Pero como fenómeno universal, el #Fútbol, es el mejor ejemplo para verificar tendencias colectivas. Cuando un equipo o un deportista individual gana torneos, significa que su entorno lo está pasando mal. Cuando este entorno empieza a recuperarse, desacralizan a los ídolos; No es extraño observar como los que antes se santiguaban antes de cada partido, ahora que va todo un poco mejor, se ven con ánimos de criticar duramente a sus ídolos. Dicen que la fama es efímera, y es bueno que así sea. Existe una rueda, que siempre gira casi perfecta.
Casi perfecta, por que los ídolos deben saber que son ídolos y que son dependientes del malestar colectivo y las vinculaciones por denominación de origen. Una rueda perfecta, aquella que sabe rodar, cuenta con cada radio, Todos ellos son ecuánimes. Cuando veáis a un ídolo caido no os compadezcáis, explicarle que sostuvo a multitudes y si sois valientes, ofrecedle respeto y apoyo, por que sin ellos sería siempre más penoso, sino imposible, subir una cuesta empinada en un camino rocoso. Y es cierto... muchos ídolos perdieron motivo de vida al no ser reconocidos y sostenidos por la colectividad, cuando ellos fueron destronados por beneficio de la própia colectividad.
¡Valentía y reconocimiento para cada radio de la rueda! Un gran premio, para el que fue centro y no radio... ¡Aunque ahora sea radio!
Existen otros ídolos, los que no se ven. Ellos corresponden al perímetro de la rueda, reciben cada impacto en primera persona, y son expuestos a merced de la rugosidad del camino, por el centro y por los radios, que gracias a ellos sienten las sacudidas del camino, en segunda o tercera persona. Son los mendigos, los locos, los encarcelados, los que sufren de dolor crónico.
Una rueda es una rueda, y cada uno decide estar donde quiere. Muy a menudo una sola rueda con multitud de centros, un solo radio y ningún perímetro externo...
España va bien por que la roja está mal. Se trata de la complementariedad perfecta. Me alegro por la colectividad pero alguien debería pensar en los que van a caer... En la repudia y en el olvido. Quizás, una vez comprendido el proceso, tengan nuevas ilusiones y nuevos proyectos. ¿No sería justo, escucharles y apoyarles aunque solo sea por las alegrías vinculadas a su presencia en este mundo?, en lugar de sólo compadecerles. Hoy es Corpus Cristi, un buen día para reflexionar. Te aseguro que buen futbolista, fue mucho más que un buen futbolista. Y un buen equipo fue algo más que un buen equipo: fue una rueda perfecta. Un abrazo a todos y todas.