La Selección española de #Fútbol dice adiós al Mundial de la manera más dolorosa.

España perdió su final contra Chile por 2-0 en un partido mediocre en todas las líneas. Casillas estuvo algo mejor que contra los Países Bajos, pero tampoco hizo una actuación estelar. La defensa no estuvo acertada en varias acciones a pesar de la salida de Piqué y la entrada de Javi Martínez. El centro del campo estuvo escaso de ideas, sin generar ocasiones de gol. La delantera estuvo desaparecida, intentando crear huecos que no servían de nada ante la poca claridad de la línea de mediapuntas. En definitiva, un equipo sin corazón, coraje y todas aquellas características que se necesitan tener para ganar un torneo de tal magnitud como una Copa del Mundo.

Anuncios
Anuncios

Muchas opiniones hay al respecto: la lista de 23 jugadores no era la apropiada, se debería haber apostado por jugadores más jóvenes en el 11 titular, tendrían que haber jugado con 2 delanteros, etc. Lo que es innegable es que este ciclo de magníficos jugadores llega a su fin.

Pocas dudas hay de que los Xavi, Casillas, Xabi Alonso y algunos más no llegarán a la próxima Eurocopa en su máxima plenitud. El seleccionador tiene que comenzar el relevo generacional cuanto antes. Y digo el seleccionador porque nadie duda de que Vicente del Bosque no va a seguir al frente de este grupo de jugadores. La siguiente generación viene de la mano de David de Gea, Koke, Jordi Alba, Isco, Ander Herrera, etc. Una generación de jugadores curtida en grandes batallas que serán más que capaces de devolverle la gloria a esta selección pasada de rosca.

Anuncios

Todas estas críticas llegan un poco tarde, se podría haber hecho un mejor Mundial, de eso no hay duda. Pero de lo que tampoco hay duda es de que esta selección, pasada ya de moda, ha sido una de las selecciones más gloriosas en la historia del fútbol. Y es que nadie consigue 3 grandes torneos de manera consecutiva con tanta gloria (Eurocopa 2008, Mundial 2010, Eurocopa 2012). Aunque tampoco hay que olvidarse de que entre medias, han habido dos Copa Confederaciones en las que no han conseguido brillar tanto.

No cabe lugar a duda sobre que estas cosas tienen que pasar antes o después. Muchísimas cosas en la vida son ciclos, y ésta es una de ellas. Los ciclos llegan y se van igual de rápido. En este #Mundial de Brasil 2014 nos ha tocado ver cómo se va. Pero volveremos.