El estadio de la ciudad canaria estaba lleno para presenciar uno de los partidos más importantes de los últimos años para ambos equipos. La invasión producida por los aficionados del equipo amarillo perjudicó gravemente a su equipo y provocó el final del partido antes de tiempo.

En la primera parte pudimos ver al equipo canario que salió a por todas. Tuvo el control del balón, presionando arriba en todo momento y creando las ocasiones más claras del partido. Llegó a tener hasta 3 ocasiones de peligro pero que no llegaron a materializarse, siendo la más clara un disparó cruzado de Nauzet que se marchó fuera. Por parte del equipo andaluz, su decisión fue reservarse en estos primeros momentos del partido y esperar atrás. Su única aproximación al área rival fue una falta lateral que acabo en las manos del portero de la UD Las Palmas.

Tras el descanso todo cambió, el Córdoba salió a por todas buscando el gol que le diera la tranquilidad. Pero lo que llegó fue todo lo contrario. Una pérdida de balón de Raúl Bravo en la salida de balón originó el posterior gol de Apoño para el equipo canario.

En este momento el equipo verdiblanco subió las líneas en busca del gol del empate. Los canarios también tuvieron ocasiones para sentenciar el ascenso, como una jugada que salvó en la línea de gol Raúl Bravo dando la oportunidad a su equipo de seguir peleando.

En los últimos partidos del partido los aficionados canarios invadieron el terreno de juego lo que provocó la interrupción del partido durante 10 minutos. Tras la reanudación el Córdoba logró conseguir el ansiado gol que le daría el ascenso por parte de Uli Dávila en minuto 91 de partido. #Liga