La actuación llevada a cabo por los jugadores de la Selección Española de Fútbol en este Mundial de Brasil 2014 no ha sido correcta, de acuerdo, y les podemos achacar la falta de orgullo, de garra, de ganas y de todo lo que conlleva la palabra competir. Pero hasta ahí.

España es un país con muy poca memoria, y es que la Selección Española, nuestra selección, nos ha hecho vivir momentos que jamás pensamos vivir. Hasta hace nada, la mayor gesta futbolística en un mundial era la del 12-1 ante Malta, y nos parecía "la leche". Sin embargo, con "la roja" hemos ganado 1 Copa del Mundo de Fútbol y 2 Eurocopas de Europa, impensable.

Anuncios
Anuncios

A esta Selección que tanto nos ha dado se les ha criticado por todos lados, y sólo unos cuántos han salido al paso de tanto "palo". Me imagino la cara de los jugadores al leer las portadas de los periódicos de "su país" al día siguiente de perder ante Chile... No se merecen este trato, de ninguna de las maneras. Y sobre todo, no merecen que se les achaque falta de profesionalidad, eso jamás. Tal vez deberíamos comenzar a criticar a la Federación Española de Fútbol, y a Ángel María Billar, quién - para su propio beneficio a la hora de relacionarse internacionalmente - convoca partidos amistosos en plena temporada, y a miles de kilómetros de casa, con el consecuente desgaste mental y físico de los futbolistas.

Ahora se dice que Vicente del Bosque tal vez no siga, y yo soy de los que cree que no debe seguir, pero no porque no sea un entrenador extraordinario, que lo es, sino porque considero que la relación que tiene con determinados jugadores va más allá de lo profesional, en muchos casos, y que por tanto tiene una cierta obligación moral que le impide tomar las decisiones adecuada, siente que les debe algo, y tiene parte de razón.

Anuncios

Jugadores como Xavi, Villa, Iker Casillas, Xavi Alonso... tal vez hayan jugado sus últimos minutos en una competición internacional con la Selección Española, y no por ello dejan de ser lo que son, y mucho menos, tenemos que dejar de recordar lo que han sido. La vida se compone de ciclos, y Del Bosque en su momento fue un maravilloso jugador y, a día de hoy, es un entrenador ejemplar. Por tanto, hay que dejar fluir el brillante momento futbolístico de esta selección y comenzar a trabajar con la "savia nueva".

Jugadores como Isco, Deulofeu, Morata, Jordi Amat, Muniain, Jesé... no han tocado la puerta, la han derribado.Y hay que dejarles pasar porque ellos harán de nuevo grande a esta selección, siempre con el ejemplo de sus antecesores, pero con estilo propio. Tenemos que tener paciencia y confianza, considero que lo merecen.