Portugal necesitaba golear a Ghana y que Alemania ganara con solvencia a Estados Unidos. Una carambola demasiado compleja era la única solución para los de Bento. El Portugal-Ghana se resolvió con un 2-1 a favor de los lusos, con goles de Boye en propia meta, de Cristiano Ronaldo y de Gyan. De esta manera, el Real Madrid puede respirar tranquilo, puesto que las posibilidades de que el crack de Madeira recayera de su lesión de rodilla eran bastante altas.

El encuentro ante Ghana fue la mejor participación de Ronaldo en este Mundial, pese a que solo pudo anotar un tanto. En el minuto 6, estrelló un soberbio centro-chut en el larguero.

Anuncios
Anuncios

En el minuto 20, el portero ghanés Dauda tuvo que esmerarse mucho para detener un incontestable remate que finalmente no tocó la red. Tras varios arreones de la selección africana, Moutinho se gustó con una acción de gran calidad técnica, cedió a Veloso, que decidió centrar al área. Ese balón, que a priori no entrañaba demasiado peligro para la portería rival, acabó dentro de la red por culpa de un pésimo despeje del central Boye.

Tras el descanso, el equipo africano fue el que más ocasiones de peligro generó. Tanto es así que, en el minuto 57, Gyan remató de cabeza un pase medido con el exterior de Asamoah. Este gol puso a los africanos a tan solo un tanto de octavos de final, dado que Alemania ya ganaba por 1-0 a Estados Unidos. Sin embargo, casi en el 80, Cristiano Ronaldo acabó con el sueño ghanés rematando a placer tras un desastroso despeje del portero Dauda.

Anuncios

Alemania y Estados Unidos, por tanto, pasan a octavos de final. Se acaba el sueño ghanés. Se acaba el sueño de Cristiano. #Mundial de Brasil