Hay momentos en que las coincidencias nos hacen decir… ¿Cómo es posible? Otras, francamente, nos hacen poner los pelos de punta.

En 2010 Nelson Mandela no asistió a la ceremonia de inauguración del Mundial a causa del fallecimiento de su biznieta Zenani Mandela en accidente de tráfico, según informó la Fundación Nelson Mandela.

En 2014 El entrenador Luis Felipe Scolari tuvo que abandonar la práctica de la 'canarinha' por el fallecimiento de su sobrino, Tarciso John Schneider, en un accidente automovilístico en la localidad de Tersépolis, según informaron varios medios brasileños.

En 2010, en el Mundial de Sudafrica, cuando todo el mundo se deshacía en elogios con "La Roja" y la catalogaba de favorita al título, Suiza quedó como ganadora con un 0-1.

Anuncios
Anuncios

El debut de España le obligaba a no fallar ante Honduras y Chile.

En 2014, en el #Mundial de Brasil, partiendo otra vez España como favorita por ser la vigente campeona del mundo, caen ante Holanda con un nefasto marcador de 1-5. De nuevo, el debut de España el este Mundial, le obliga a no fallar ante Australia, y aunque no lo crean, de nuevo Chile.

Son dos hechos similares con cuatro años de diferencia. Dos de ellos relacionados con los accidentes de coche y ser participantes muy directos por ser su país, la sede del mundial de ese año. Los otros dos sucesos, los del pinchazo en el primer partido, nos hace tener esperanzas para pensar que nuestra estimada Roja, no es sólo una "marca" que todos explotan en un beneficio propio (con merchandising de segunda, con anuncios de todos alimentos habidos y por haber en el mercado, con cualquier "cosilla" que pudiera ser símbolo de una selección GANADORA por ser de color rojizo,…).

Anuncios

¿Qué pasó en el debut de España en el Mundial de Brasil? Holanda parecía leerles el pensamiento de nuestros jugadores en el terreno de juego. Se adelantaban a cada movimiento haciéndonos parecer lentos en el juego o por momentos, prácticamente ausentes.

El juego que en el ayer nos hizo alzarnos con el título de Campeones del Mundo del 2010 ha sido muy bien estudiado por el resto de contrincantes (porque no debemos olvidar, que todas las selecciones, no dejan de ser rivales en el terreno de juego). El Tiki-taka ya no impresiona a nadie y sin aparentemente un as en la manga, esperar que las coincidencias sean un pronóstico premonitorio de lo que va a suceder a lo largo de los próximos encuentros del grupo B de la roja, es mirar al cielo y esperar que llueva trabajo para todos con contratos indefinidos y sueldos mileuristas, en un país donde la crisis ya dura desde antes que España portar una estrella bordada al lado del escudo. ¡Ojalá me equivoque!

¡Ánimos! Los prodigios, aunque extraños y difíciles de creer, también existen. ¡¡¡YO CREO EN LOS MILAGROS!!! Y no creo que sea nada malo desear una estrella más que ilumine nuestro horizonte aunque sólo sea, con un balón de por medio.