Neymar volvió a ser en la estrella en el partido en el que su selección certificó el pase a octavos como primero. Es indudable el buen estado de forma del jugador brasileño que lo demostró con los dos primeros goles de su equipo en un partido que les enfrentaba a la débil Camerún.

La actuación en conjunto de la selección brasileña no fue ni mucho menos la mejor. Como ya hemos visto durante esta primera fase de grupos no están encontrando su mejor versión de juego aunque han ido sacando sus partidos con esfuerzo y alguna jugada polémica como el penalti dudoso del primer partido contra Croacia.

El partido de ayer comenzó sin dueño. Los primeros minutos fueron para Brasil pero esto duró poco y el mando pasó a manos de Camerún que rondaba el área del meta brasileño Júlio César hasta que Neymar en un centro de Luiz Gustavo anotó el primer tanto del partido.

Lo que parecía que podía ser una goleada de Brasil, se convirtió en el empate por parte de Masip, que hacía justicia con la insistencia que estaba jugando Camerún. Un gol más de la selección camerunesa podía significar la eliminación de Brasil de "su" mundial. En este momento apareció el jugador del FC Barcelona, Neymar puso las cosas en su sitio antes del descanso.

Tras el descanso Brasil salió a cerrar el partido. Fred anotó el tercero para los brasileños tras un pase de David Luiz y Fernandinho se encargó de cerrar el definitivo 4-1 tras una pared con William.

Este resultado le dió el pase a octavos como primera de grupo donde se enfrentará a la siempre dificil rival Chile. #Mundial de Brasil