Como era de esperar, Brasil 2014 no ha conseguido tanta expectación y apoyo por parte de los habitantes brasileños. El Gobierno ha dedicado millones de dólares a la creación de nuevos recintos de entrenamiento, estadios que se usarán como sedes mundialistas, adaptaciones de sus calles, etc. Miles de personas han salido a la calle para manifestarse en contra de lo que consideran una auténtica barbarie debido al estado actual del país anfitrión.

Para la creación de dichos recintos deportivos, el gobierno brasileño ha desalojado forzosamente a una gran cantidad de personas de sus hogares, llegando al punto de utilizar la violencia como medio de desalojo.

Anuncios
Anuncios

Ante esta clara injusticia, el gobierno no hace más que responder con un sólo y único argumento: "El Mundial generá dinero". Pero no ha que olvidarse, ¿dinero para quién?

Seguro que ese dinero generado no se distribuye entre las personas afectadas en los desalojos, ni entre las personas que padecen hambruna día tras día en Brasil. Seguro que no. Más de uno pondríamos la mano en el fuego por que ese dinero se lo reparten entre los peces gordos del país sudamericano.

 Muchas personas, entre las que me incluyo, esperan con ansia 4 años a su cita mundialista. Y con razón, es una acontecimiento especial, es el ayor espectáculo futbolero mundial. Pero no queremos que esos Mundiales se manchen de la codicia de grandes empresarios. Tampoco queremos que esos Mundiales se puedan jugar gracias a que entre 7 indeseables policías (que, no nos olvidemos, sólo cumplen órdenes) han conseguido desalojar a un matrimonio con tres hijos de su chabola.

Anuncios

No necesitamos que sea un Mundial espectacular arquitectónicamente hablando. No pedimos espectáculos en forma de fuegos artificiales.

Pedimos fútbol. Y el fútbol, señor Blatter y señora Rousseff, conlleva unos valores. Unos valores que gracias a ustedes, se están olvidando. El fútbol, y el deporte en general, jamás debería ser un negocio, y ustedes lo están convirtiendo en ello.

Desde esta humilde noticia, señor Joseph S. Blatter, le invitamos a que abandone su cargo de presidente en la FIFA y deje paso a personas que viven el deporte.

#Mundial de Brasil