Muchas han sido las críticas que ha recibido durante los últimos años el ciclista del conjunto ruso Tinkoff, Alberto Contador. Tras volver después de sus meses de parón por sanción, el madrileño, aunque demostró que seguía siendo uno de los grandes, no pudo encontrar su punto de forma que le había llevado a ganar grandes éxitos años atrás. El #Ciclismo ha cambiado desde su vuelta, nuevos equipos, nuevas sensaciones y, sobretodo, nuevos rivales, lo que ha hecho al de Pinto tener que cambiar su forma de programarse la temporada.

Contador ha vuelto por fin, después de varios años, a sentirse grande en una temporada que no ha podido empezar mejor.

Anuncios
Anuncios

Su primera participación durante 2014 fue en la vuelta al Algarve, en la que resultó ganador de la etapa reina. Un mes después consolidó su gran estado de forma dominando completamente una de las grandes, el Tirreno Adriático, en la que consiguió la victoria en la clasificación general y en dos etapas en las que aplastó a uno de los supuestos a ser uno de los grandes rivales de Alberto en el Tour, Nairo Quintana, quien ha sido ganador de la primera gran vuelta del año, el Giro de Italia. La preparación del pinteño continuó con su participación en la Volta a Catalunya, en la que quedó segundo tras otro de los hombres a tener e cuenta este año, Purito Rodriguez, ganando además una semana después la Vuelta al País Vasco.

Faltando un mes para el Tour de Francia, el gran objetivo de la temporada, Alberto Contador busca su perfecto estado de forma en la Dauphiné Libéré donde está compartiendo asfalto con el gran rival de las últimas temporadas, el dominador del ciclismo internacional en la actualidad, Chris Froome, y a quien de momento Alberto ha conseguido controlar durante lo que llevan de vuelta.

Anuncios

Este esperanzador comienzo de temporada da a los rivales del pinteño algo que llevaban mucho tiempo sin sentir, miedo. Porque miedo es lo que da este hombre en pleno estado de forma y miedo debe darnos a todos lo que puede estar por venir dentro de un mes en tierras francesas... Contador, ha vuelto.