Anuncios
Anuncios
4

Todo el mundo conoce la estrecha relación que hay entre los ingleses y el . Pero, ¿de dónde procede esta costumbre?

La historia comenzó cuando una noble dama inglesa, al despertar de la siesta, tenía mareos; por lo que pidió un poco de té con algo para picar. Poco a poco, la idea de tomar algo entre el almuerzo y la cena (nuestra merienda) se volvió tan popular entre la corte inglesa que se convirtió en un verdadero acto social. Si te invitaban a una de estas quedadas estabas mejor posicionado incluso que si lo hacían a un baile. Las "meriendas" se llenaron de dulces, finger sandwichs (pequeños sandwiches salados, el tradicional de pepino), tés y mucha pompa.

Anuncios

En España se conoce a este momento como "el té de las cinco", aunque en verdad se celebre una hora antes (en Inglaterra el reloj está atrasado). A este tentempié se le conoce también como "cream tea", dado que el dulce por excelencia inglés son los scones, una suerte de pan que suele servirse con clotted cream (a medio camino entre crema y mantequilla) y mermelada.

En #Madrid es posible trasladarse a esta tópica hora en varios lugares, que convierten el acto de tomarse un té en una bella experiencia. Hoy os presentamos algunos de estos sitios:

  • Living in London: tradición inglesa en estado puro. En este coqueto salón de té situado en la Calle Santa Engracia, nada más salir del metro de Alonso Martínez, se puede disfrutar del verdadero "cream tea". Tiene una extensa carta de tés y ofrecen deliciosos scones caseros, además de otros dulces clásicos como los muffins ingleses y una selección de finger sandwiches. Además de tener unas tartas deliciosas. Este sitio consta además de una pequeña parte de tienda donde puedes comprar un sinfín de mermeladas, galletas, shortbreads, tés, etc. Y si te prendas de su vajilla, justo al lado está la tienda de decoración con el mismo nombre.
  • Vailima Salón de té: té a la francesa. Lindando con al puerta de Alcalá se encuentra este lindo rinconcito de soberbias tartas y bollería. Su carta de tés es bastante amplia y es una delicia la decoración del local. En la planta baja se pueden celebrar fiestas privadas o reuniones al calor del té con pastas.
  • El jardín secreto (de Salvador Bachiller): un salón de té escondido en una tienda. En las últimas plantas del Salvador Bachiller de Montera se encuentra el jardín secreto, una bonita terraza donde disfrutar del afterwork y de las vistas y, justo debajo, un delicado salón de té perfecto para el invierno. Su carta de infusiones y tés es bastante reducida, pero se puede degustar un té matcha latte y de su postre estrella, el "jardín secreto" (solo anticipamos que se sirven en una maceta).
  • Hotel Ritz: la experiencia más lujosa. Para los que puedan permitirse este capricho, todos los días se celebra entre las cuatro y las seis de la tarde la fiesta del té más prestigiosa. Se puede disfrutar de los bollos y dulces con su té mientras la música de piano, guitarra o la voz de soprano deleita cada sorbo y cada mordisco.

¿Conocíais alguno de estos sitios? ¡Comentad vuestras experiencias! #Gastronomia #tédelascuatro