El trastorno de la fase orgásmica masculina durante las relaciones íntimas es denominado “eyaculación precoz”, que se da cuando hay una falta de control en el proceso eyaculatorio.

Si estás leyendo este artículo, probablemente es porque tu o tu pareja estén atravesando por esta amarga situación. Este trastorno, causado por razones físicas y psicológicas, viene afectando a un porcentaje muy alto de la población masculina, causando así ser el foco de muchas investigaciones.

Todo hombre con una vida sexual activa será víctima de este trastorno en cualquier momento de su vida. En hombres de edades que oscilan entre 25 y 30 años es más común que se presente.

Anuncios
Anuncios

Además, los expertos advierten que ésta se puede prevenir y curar fácilmente. Por ello no hay razones para pensar que es una enfermedad extraña que te toco vivir y que va a acabar con tu vida sexual para siempre.

Causas físicas

Si eres diagnosticado por un médico, es muy probable que recibas un tratamiento farmacológico, y las causas físicas o médicas que se pueden encontrar son:

  • Problemas circulatorios: este sistema es una parte crucial en las relaciones íntimas, ya que una mala circulación conlleva a una disminución de la presión sanguínea, causando que no ocurra una erección total del pene, agravando el trastorno.
  • Problemas cardiacos: los niveles de hipertensión elevados conllevan a un desbalance sanguíneo afectando así la circulación sanguínea y erección.
  • Desequilibrio endocrino: existen causas hormonales que pueden acelerar la intensidad tus relaciones íntimas, sensibilizando más las zonas genitales.

Causas psicológicas

Sería imposible cuantificar los problemas psicológicos de la eyaculación precoz, ya que existen factores muy diversos.

Anuncios

Entre ellos destacan algunos como:

  • Falta de confianza en sí mismo
  • Problemas de autoestima y seguridad
  • Estrés laboral o familiar

Existen también unas causas transitorias que son causantes de este problema, las cuales están asociadas al consumo de medicamentos para otros tratamientos de accidentes postraumáticos que ocasionan problemas en la circulación de la pelvis.

Algunos remedios naturales

  1. Alimentación: la manera de comer es muy importante, evita las grasas saturadas y alimentos refinados, ya que afectan los niveles de hipertensión arterial.
  2. Reduce el consumo de alcohol: sus efectos pueden ser devastadores para la circulación sanguínea y, por ende, la erección.
  3. Ejercicios cardiovasculares: el corazón es un músculo y el fortalecimiento del mismo ayuda a potenciar tu presión sanguínea.
  4. Ejercicios pélvicos: el fortalecimiento de la zona pélvica, ayuda a tener un control más eficaz de tus relaciones íntimas.
  5. Yoga: aprender a relajarte es una de las técnicas la favorables al momento de intimar.

Lo más importante es hablar con tu pareja y juntos visitar al médico de confianza para atacar este problema fácil de solucionar. #Amor #Sexo