La base de una buena relación entre el perro y su dueño reposa sobre el entendimiento, el buen cuidado y sobre todo la educación que aportemos al #animal. Como bien dijo Nelson Mandela: "La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo." Un mundo del que los animales también forman parte.

Consejos a priori

Antes de adquirir un perro [VIDEO], convenientemente recurriendo a la adopción, debemos tener en cuenta que el mejor amigo del hombre nos obliga a plantearnos una serie de responsabilidades. Hay que tener en cuenta la raza del mismo, las personas que van a convivir con él, los compromisos en horarios de salidas, cuidados, gastos económicos...

Anuncios
Anuncios

Alimentación

Cada perro debe ser alimentado según sus necesidades específicas para mantener una buena salud del animal, dependiendo de la condición física del mismo. Cuidado, el uso de comidas caseras como acompañamiento, por lo general, no hará más que perjudicar la salud del perro.

Premios

Al principio del #adiestramiento conviene dar premios en comida con felicitaciones verbales. Más adelante debemos rebajar la dosis de comida y aumentar los halagos, tanto físicamente como con la voz.

Un buen premio para nuestro perro es una larga caminata. Los #perros necesitan ejercicio físico, en caso contrario tendremos un perro estresado, inquieto y con mala salud. Además de ayudarnos a nosotros mismos a tener que pasear y así realizar ejercicio sano junto con nuestra mascota.

Adiestramiento

Una vez empecemos el proceso de adiestramiento es aconsejable terminar siempre las sesiones con juegos con los que el perro disfrute y sea capaz de realizar.

Anuncios

No debemos esperar a que nuestro perro cumpla los seis meses de edad para enseñarle las órdenes básicas; deberíamos empezar con su educación el mismo día que llegue a casa.

Todos los miembros de la familia deben ocuparse de la mascota nueva mientras esta aprende la educación básica. No debemos castigar al perro por hacer estropicios, o reñirle por haber hecho sus necesidades, lo único que conseguiremos es que se ponga nervioso y huya de nosotros.

Estar seguro

Como en todas las decisiones, es importante estar seguro y no dudar. En caso de duda es mejor esperar y saber cuándo es nuestro momento para adoptar al perro que tanto ansiamos. No debemos de olvidar que es un ser vivo y por tanto es necesario cubrir las necesidades básicas. Si no somos capaces de cuidarnos a nosotros mismos, tener un perro sería una tarea imposible.