Anuncios
Anuncios

Los avances de la ciencia en el área de la salud aún no muestran límites, en este sentido es importante mencionar como se está incorporando la Inteligencia Artificial (AI por sus siglas en inglés) para la detección temprana de enfermedades como el cáncer de pulmón y ataques cardíacos.

De acuerdo a un informe presentado por los investigadores del Hospital de Oxford, esta tecnología podría estar disponible en los principales centros del Servicio Nacional de Salud (NHS por sus iníciales anglosajonas) a partir del próximo verano. La intención de este sistema, más allá de salvar vidas está orientada a la reducción de gastos, al permitir iniciar tratamientos prematuros para estas enfermedades.

Anuncios

Sir John Bell, representante de salud del gobierno británico [VIDEO] ha destacado la importancia de este sistema, el cual de acuerdo a su visión podría “salvar al NHS” debido a que son muchos los pacientes que deben ser atendidos luego de presentar las patologías correspondientes a las enfermedades coronarias o síntomas del cáncer.

“De acuerdo a las cifras, el gobierno invierte cerca de 2.2 billones de Libras en los servicios de patologías del Sistema Nacional de Salud. Pues con la aplicación de la Inteligencia Artificial ese presupuesto podría reducirse en un 50%, lo cual será beneficioso para el sistema” refiere Bell.

AI al servicio de la salud

En el caso particular de las enfermedades cardiacas, los especialistas pueden determinar a partir de los latidos del corazón en los diversos escaneos si existe alguna anomalía.

Anuncios

A pesar de ello, los datos aportados en muchos casos no son exactos y los pacientes sufren un ataque al corazón al llegar a su residencia o son intervenidos quirúrgicamente sin ninguna necesidad.

Con la aplicación de la inteligencia Artificial (AI) es posible que se realicen las exploraciones cardiacas de manera más precisa ya que esta tecnología permitirá que los especialistas coronarios puedan percatarse de situaciones que a través de los equipos convencionales no pueden ver. Posteriormente el sistema, ofrece un informe y determina si existe la posibilidad de que el paciente sufra un ataque cardiáco en cualquier momento.

"Como cardiólogos, aceptamos que no siempre lo hacemos bien en este momento. Pero ahora hay una posibilidad de que sea posible hacerlo mejor" destaca Paul Lesson, uno de los médicos investigadores del proyecto.

Seis unidades de cardiología fueron las encargadas de llevar adelante los ensayos clínicos del nuevo sistema a incorporar y se estima que los resultados puedan ser publicados este año por una revista especializada. Diversos médicos que participan en el proyecto sostienen que los datos recibidos hasta el momento han superado las actuaciones de los cardiólogos. #Europa #Medicina