La doctora Julieta Fierro afirma que para entender lo que es un #Eclipse, básicamente, hay que comprender que "actúan varios objetos del sistema solar"; cada objeto del sistema solar "tiene su lado día y su lado noche". El lado día es el lado que "apunta hacia el Sol" mientras que el lado noche "es el otro lado". "Si un objeto gira entorno a otro se mantiene siempre el mismo lado día", señala.

Fierro sostiene que hay una coincidencia "extraordinaria" de la naturaleza y es que el tamaño "aparente" de la Luna y del Sol es igual aunque el Sol es cuatrocientas veces más grande que el satélite de la Tierra caben cuatrocientas lunas en el diámetro del Sol.

"El Sol está cuatrocientas veces más lejos y por eso lo vemos más o menos del mismo tamaño", apunta.

"Esto es una casualidad de la naturaleza", recalca la doctora al indicar que Júpiter "tiene noventa y un satélites y, en ningún caso, se da esta coincidencia". "Es realmente extraordinario", explica la doctora.El diámetro aparente de la Luna es de "medio grado, que es más o menos la mitad del tamaño de nuestro pulgar con el brazo extendido".

"La órbita de la Luna alrededor de la Tierra no es, exactamente circular, sino ligeramente elíptica y la órbita de la Tierra alrededor del Sol es, ligeramente, elíptica; a veces, eso se ve un poco más grandes o un poco más pequeño". "Esto no se nota a simple vista", señala.

Igualmente ocurre con la Luna que, a veces, se "ve un poco más grande y a veces un poco más pequeña".

Por ello, la Luna, a veces, "pasa por delante del Sol y no lo cubre totalmente; es lo que se llama un eclipse anular; en otras palabras,el diámetro aparente de la Luna es de medio grado una sección muy pequeña de la totalidad de la bóveda celeste", afirma Fierro.

La doctora explica que los "tamaños angulares del Sol y de la Luna son de medio grado y por eso se puede tapar la luna con nuestro pulgar". "Este experimento no se puede hacer con el Sol porque nos podemos quemar la retina; este experimento se puede hacer con total seguridad con la Luna", indica.

¿Qué es un eclipse?

Hay dos tipos de eclipse entre el Sol, la Tierra y la Luna; para que sucedan tienen que "estar alineados los tres astros"; puede interponerse la Luna entre el Sol y la Tierra y se produce un eclipse de Sol o la Luna puede pasar por la sombra "de nuestro planeta y puede haber entonces un eclipse del satélite", afirma la doctora.

Los eclipses del astro rey se "ven en regiones muy pequeñas del planeta en su totalidad porque la sombra del satélite es muy pequeña y solo duran unos pocos minutos; los más largos duran siete minutos", señala Fierro.

En cambio, los eclipses del satélite duran horas porque "la sombra del planeta es enorme mientras que la Luna se va moviendo muy lentamente y por eso suelen ser más aburridos", sostiene la doctora.

No hay eclipses "todos los meses" porque la órbita del Sol y la de la Luna "no están en el mismo plano"; solo hay eclipses cuando "se cruzan las dos órbitas". "Y así se pueden predecir los eclipses; es decir, si yo veo por donde se va moviendo la Luna y por donde se va moviendo el Sol puedo calcular cuando se van a cruzar", comenta.

Cuando ocurre un eclipse de Sol "siempre está precedido y antecedido por un eclipse del satélite porque están más o menos en la misma órbita", dice Fierro. Por tanto, la doctora indica que un eclipse del Sol ocurre cuando la Luna pasa "por delante de este astro y proyecta su sombra sobre la Tierra".

Lo que sucede durante un eclipse es que se cubre "la parte más brillante del Sol y podemos ver la corona del Sol; es decir, la atmósfera extendida de nuestra estrella". "La corona de esta estrella es un plasma; es decir, son partículas cargadas eléctricamente que arrastra las líneas del campo magnético del Sol y por eso tiene formas diferentes y espectaculares", puntualiza la doctora. #Investigación científica