Anuncios
Anuncios

La #Casa de campo dispone de una biodiversidad [VIDEO] vegetal y faunística que la convierten en el espacio verde de mayor valor ambiental de Madrid.

Origen:

Se originó en 1561 cuando Felipe II compró esta propiedad a la familia Vargas. Con Alfonso XIII se modernizaron sus instalaciones. Se ubica en el suroeste de la capital, dentro del distrito de Moncloa-Aravaca.

Centro del Parque:

Allí se encuentra el encinar de San Pedro (con una superficie de unas 90 hectáreas), zona de conservación prioritaria y en la que se sitúa la Zona de Regeneración Forestal y Reserva Ornitológica, en la que conviven varios Centros de #Biodiversidad: de Avifauna, de Divulgación de Insectos y de Divulgación de Mariposas.

Anuncios

También destacan un Centro de Observación de Aves y otro de Recuperación de Cigüeñas.

El encinar ocupa un tercio de la superficie del Parque en forma de dehesas acompañado por un escaso conjunto arbustivo compuesto, sobre todo, de retama. Constituyen el hábitat de especies como la abubilla o el zorro. La cigüeña blanca y el mochuelo europeo, pinzones, petirrojos y verderones comunes son sus huéspedes. El conejo, la liebre, la perdiz roja y reptiles se refugian en la vegetación.

Las coníferas cubren algo menos de la mitad de la superficie del Parque. Destacan los pinares de pinos piñoneros y pinos carrascos. Rapaces forestales como el busardo ratonero y el azor común planean por la zona.

Vegetación de Ribera:

Se compone de álamos, fresnos y algunos sauces. Los arroyos de los Meaques y de Antequina cuentan con agua durante todo el año.

Anuncios

En el resto de los arroyos, con cauces estacionales, dominan la zarza, fresnos y olmos. Topillos, ratones de campo y aves como el pájaro carpintero, currucas, mirlos y algunos córvidos como las grajillas campan a sus anchas.

En los arroyos permanentes también se pueden ver azulones, gallinetas comunes y al martín pescador.

Resulta fácil ver los orificios que el pájaro carpintero realiza. Tiene un cráneo [VIDEO] especial formado por huesos esponjosos llenos de cámaras de aire para amortiguar el impacto de los golpes (hasta 16 picotazos por segundo). Su lengua rodea el cerebro porque es extremadamente larga para atrapar larvas e insectos.

Sotos:

En los sotos se han introducido especies como el plátano de sombras y el castaño de Indias. Quedan también ejemplares de robles legendarios, símbolos de fortaleza.

Las moreras negras y blancas se divisan en la zona baja del Parque. También se conservan muchas especies introducidas en el siglo XVIII, como la acacia de tres espinas, la sófora y la falsa acacia.

Anuncios

El Lago en invierno es apreciado por cormoranes y gaviotas y durante todo el año se pueden observar diferentes anátidas y ánsares.

Junto al embarcadero del Lago se ubica un Centro de Información y Educación Ambiental que realiza visitas guiadas, itinerarios interpretativos, exposiciones, jornadas, cursos y talleres ambientales.

El día 15 de julio de 2010 la Casa de Campo se declaró Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Sitio Histórico.

Por último, gracias a las actuaciones urbanísticas de Madrid Río la Casa de Campo conecta con el centro histórico de Madrid mediante un corredor peatonal a través de la Puerta del Río. #Investigación científica