Bajo el título "El #Método Singapur o cómo aprender matemáticas sin memorizar" se muestran algunos de los contenidos del profesor Yeap Ban Har, doctor en Educación Matemática por la Universidad Tecnológica Nanyang (Singapur) y profesor en el Instituto Nacional de Educación de dicho centro universitario, ha estado en la Universidad de Alcalá de Henares para impartir un curso a docentes.

"El Método Singapur de Matemáticas"

Este profesor es considerado el referente mundial del "Método Singapur de Matemáticas", que ha conseguido que este país encabece los resultados de las pruebas internacionales de matemáticas, como por ejemplo en las evaluaciones PISA.

Anuncios
Anuncios

Las ideas principales de este modelo son, entre otras: trabajar en equipo con los alumnos, utilizar objetos y materiales concretos, tener presente los conocimientos previos de los alumnos y trabajar en la resolución de problemas en lugar de explicarles solo los procedimientos que tienen que memorizar. Las propuestas del Método Singapur resultan atractivas, interesantes, eficaces y necesarias para mejorar la formación de los escolares españoles, pero no son novedosas en nuestro país, al menos desde el punto de vista teórico.

Vicente Bermejo, pionero y referente de la psicología en España

La falta de puentes entre la universidad y la empresa o el Ministerio de Educación hace que gran parte de la investigación realizada en la universidad española no llegue nunca a la escuela o a los colegios.

Anuncios

Efectivamente, todas o casi todas las ideas y propuestas recogidas en estas dos instituciones aparecen ya defendidas, elaboradas y publicadas en los trabajos del profesor Catedrático Emérito de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid y de la Universidad Camilo José Cela, #Vicente Bermejo, desde hace más de veinte años.

En 1990, Vicente Bermejo, publicó el libro "El niño y la aritmética", donde ya aparecen muchas de las ideas explicadas en el Método Singapur, que surgieron al plantearse porqué las matemáticas son tan horribles para los niños españoles. El profesor Bermejo afirmó que frecuentemente, el cometido del niño en el aula radica en aprender de memoria contenidos aritméticos y aplicar fórmulas. En cambio, resultan más bien insólitas las tareas que implican el funcionamiento de procesos cognitivos superiores, tales como la comprensión, la interpretación, la toma de decisiones, etc. Además, insiste en que las matemáticas que se estudian en la escuela no tienen nada que ver con el mundo de los objetos físicos, ni con los problemas del mundo real.

Anuncios

Mejorar el rendimiento matemático de los niños

En esta misma línea, Vicente Bermejo siguió profundizando con su obra titulada PEIM: Un programa de intervención para la mejora del rendimiento matemático, en la que se presenta un programa de intervención en el aula para mejorar el rendimiento matemático de los niños. En él se indica con detalle cómo hay que intervenir en el profesorado, en los alumnos, en los contenidos matemáticos y en la dinámica social del aula. Al implementarse este programa en varios colegios madrileños, pudieron comprobar que los niños que participaron en el mismo obtuvieron calificaciones muy superiores a los que siguen un método tradicional.

Por último, publicó un libro al alcance de todos, -padres, estudiantes universitarios, profesores de matemáticas- titulado: "Cómo Enseñar Matemáticas para Aprender Mejor". El autor, pretendía de esta forma aportar su granito de arena en este reto difícil y complejo de mejorar la educación matemática en nuestro país. La idea central que recorre y estructura toda la obra es la siguiente: el protagonista del aula es el niño aprendiendo.

Como puede constatarse claramente, la obra del profesor Vicente Bermejo recoge ya desde hace más de veinte años todas o casi todas las propuestas o ideas barajadas en el Método Singapur. Así se comprobaba con más detalle y amplitud hace unos días en la defensa de una tesis doctoral en la facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid sobre la trayectoria científica del profesor Vicente Bermejo. #UCJC