Los investigadores han logrado que un árbol artificial pueda producir electricidad, gracias a un efecto que recibe el nombre de "efecto piezoelectrónico". Dicha investigación ha tenido lugar en la Universidad estatal de Iowa (Estados Unidos) y se han basado en crear #energía copiando lo que hacen las plantas durante la fotosíntesis

Así, los investigadores han diseñado un árbol artificial, muy parecido a un álamo y sus hojas son capaces de producir electricidad, cuando reciben el impulso del viento -a través de un movimiento muy parecido al del balanceo-. Todo esto gracias a una unión perfecta entre el efecto piezoelectrónico y la biométrica (la ciencia que se basa en el uso de estructuras artificiales para poder imitar las estructuras naturales).

Anuncios
Anuncios

Es cierto que el prototipo de este árbol, todavía, bastante cutre y no muy parecido al real; pero, se espera que en un futuro se parezca mucho más a un árbol de cualquier parque. Las hojas artificiales están realizadas con un material que es "cristal piezoelectrónico" y va a ser capaz de crear electricidad desde la energía eólica (dentro de las propias hojas hay unas láminas de plástico que, al ser movidas por el viento, y gracias a la tensión mecánica, su masa va a ganar polarización eléctrica, este fenómeno es la base de la piezoelectricidad).

Estamos ante una gran noticia, ya que, la humanidad, con todos sus adelantos tecnológicos, ha terminado dependiendo de la electricidad, de una manera casi enfermiza. Se habla de la energía nuclear como solución; pero, no hay que dejar en las consecuencias que tiene un accidente en una central nuclear (Hiroshima, Chernobyl...).

Anuncios

Por esa razón, los científicos buscan nuevas formas de conseguir energía, que sea sostenible con el medio ambiente, sea económica... y no implique una catástrofe, en caso de accidente.

Hay que recordar que países como Estados Unidos están teniendo serios problemas para dar respuesta a las necesidades energéticas de su población. Y, en Europa y en los países subdesarrollados, se apuesta por métodos sostenibles con el medio ambiente. Los países desarrollados gastan millones de euros, cada año, en la búsqueda de nuevas fuentes de energía, para poder dar solución a los actuales problemas con la energía, para poder conseguir un abaratamiento de los recursos y seguir con una sociedad basada en la electricidad y las nuevas tecnologías.

¿Piensas qué es una buena idea este tipo de árboles? ¿Crees qué la sociedad podría vivir sin electricidad?