Eulalia Pérez, profesora de Investigación en #Ciencia, Tecnología y Género del CSIC, confirma que las mujeres aportan valores diferenciales a la investigación científica. Pérez recuerda que antes la salud de las mujeres era la "salud reproductiva única y exclusivamente porque se suponía que todo lo que se estudiaba en el varón era aplicable a las mujeres", sin embargo, el acceso de las mujeres al campo de la investigación biomédica cambió estos parámetros.

Pérez alude a los estudios de los medicamentos y señala que se hacían con muestras muy amplias donde no había "ni una sola mujer". Cita el estudio sobre "las bondades de la aspirina" para prevenir enfermedades cardiacas que se hizo "con 22.000 varones mientras que la aspira se ha prescrito a las mujeres durante mucho tiempo".

Anuncios
Anuncios

"Eso afortunadamente está cambiando", puntualiza. La profesora de Investigación en Ciencia, Tecnología y Género del CSIC, en este sentido, señala que "la diversidad de perspectivas- en relación al género- abre campos de investigación nuevos y elimina campos de ignorancia".