Como si se tratará de una película de #Ciencia ficción, la realidad es que hoy ya es posible evitar el envejecimiento, incluso la misma muerte. Pensar que estamos cerca de ver el final de la muerte por causas biológicas, puede llevar a muchos a preguntarse, ¿cómo es posible? ¿Quiénes serán los beneficiados? Al igual que si, ¿la evolución llegará a su fin?

El ingeniero y profesor fundador de la Singularity University en Silicon Valley, José Luis Cordero dice: “En 2045 la muerte será opcional y para entonces el envejecimiento será una enfermedad curable, los humanos tendrán la capacidad de rejuvenecer”. Dicha afirmación ha llevado a una discusión entre científicos, doctores en medicina, investigadores y la misma sociedad sobre la inmortalidad.

Anuncios
Anuncios

Por ejemplo, los científicos estudian el proceso de envejecimiento como una enfermedad, pero sorprende el hecho de que pueda ser una enfermedad curable. Cordero afirma que uno de sus profesores, Martín Minski aseguró hace más de veinte años que los “robots heredarán la tierra”, y que esos robots “seremos nosotros”.

Desde el punto de vista de los biológicos, se conoce que existen células básicamente “inmortales”. Las bacterias son organismos unicelulares que no envejecen, ellas no se enferman, las bacterias pueden vivir indefinidamente.

Inteligencia artificial vs humana

El millonario Dmitry Hskov, fundador de la ‘iniciativa 2045’ está seguro de que la vida eterna está al alcance de nuestra mano. Según Hskov la idea es que la mente puede descargarse a un ordenador, liberandola así de las restricciones biológicas del cuerpo.

Anuncios

“El objetivo final de mi plan es transferir la personalidad de alguien a un cuerpo completamente nuevo”, concluye Hskov.

Frente a esta iniciativa la incertumbre se centra en el nacimiento de una ‘sociedad paralela’, en la que la inteligencia artificial entra en conflicto con la humana, y en la que es el propio ser humano el que debe decir y asumir qué clase de vida quiere, aunque si hablamos sobre los costos, serán muy pocos los que puedan hacer dicha elección.

Nueva sociedad

La esperanza de vida va en aumento y las personas no sólo quieren vivir más años, quieren tener mejor calidad de vida. ¿Será entonces esta nueva posibilidad de vivir eternamente, de ser inmortal, la calidad de vida de la que se habla tanto? En un reciente programa de la Sexta Columna sobre el tema, preguntaron a jóvenes de colegio y curiosamente la gran mayoría respondieron negativamente a la posibilidad de ser inmortales, sus argumentos fueron: “Para qué quiero vivir muchos años, si puedo terminar solo”, “la vida sería una rutina”, “pensar que tengo todo el tiempo del mundo para hacer algo, me llevaría a no hacerlas”, “ la #evolución dejaría de ser evolución”.

Debemos estar preparados entonces para decidir en un futuro, si queremos o no, ser inmortales. #Inmortalidad