La vaquita marina es una especie de cetáceo odontoceto de la familia Phocoenidae, una de seis especies de marsopa. Investigadores revelaron en 2015 que sólo quedaban 97 vaquitas, pero hoy en día ya sólo existen 30 en total.

Organizaciones ambientales han hecho eco de esta grave pérdida haciendo todo lo posible por salvar a esta especie con distintas campañas de conservación. El hábitat de la vaquita marina está en el límite del golfo de California y el Mar de Cortés. Son conocidas por vivir en lagos turbios y poco profundos a lo largo de la costa. El presidente de México Enrique Peña Nieto en 2015 se comprometió con prohibir la caza del cetáceo.

Anuncios
Anuncios

La principal causa del problema es la pesca ilegal de la totoaba, un pez que habita en la misma zona y que también está en peligro de extinción debido a su popularidad en el mercado chino por tener en su vejiga propiedades curativas y afrodisiacas. Debemos generar consciencia sobre nuestro medio ambiente, tomar cartas en el asunto y buscar la mejor manera de erradicar la desaparición de tantas especies #Animales en el mundo. Seamos conscientes y busquemos soluciones para garantizar la protección de animales indefensos. Apoyemos a las organizaciones que quieren luchar por conservar cada especie y aportemos siempre nuestro granito de arena educando a los más jóvenes para que en un futuro ellos sepan valorar nuestro planeta.

¿Qué puedes hacer para ayudar a la vaquita?

¿Quieres unirte para salvar a la maquita de mar? Hacerlo es muy sencillo.

Anuncios

Para poder aportar un granito de arena y ser parte de quienes luchan por salvar a esta especie sólo debes ingresar en Greenpeace y firmar. Cuando firmas, envías una carta al gobierno de México exigiendo medidas para proteger la especie. #mexico #Ecología

¿Cómo puedes ayudar en otras campañas?

  • Infórmate sobre el caso realizando una búsqueda.
  • Edúcate sobre el problema que quieres atacar.
  • Encuentra una ONG que apoye la conservación animal, ambiental o defienda los derechos humanos.
  • Colabora siempre y cuando te sientas cómodo con tu aporte.
  • Informa a tu comunidad y amigos sobre el caso para que se interesen en el tema.
  • Hazte voluntario de Unicef, Greenpeace, ACNUR, entre otros.
  • Participa apoyando en campañas que hablen sobre el tema.
  • Hazte un ciberactivista.