Los rayos ultravioleta, invisibles a nuestro ojo debido a su corta longitud de onda, son conocidos mundialmente por sus grandes propiedades a la hora de mantener la piel bronceada. Puedes tomar el sol, la forma más barata y natural (saludable si eres precavido y no te excedes) o bien, si tu bolsillo te lo permite, acudir a sesiones en una cabina de rayos #Uva, para lucir tu bronceado a lo largo del año, incluso en invierno (aunque como bien sabemos, todo exceso es malo, y los rayos UVA no son ninguna excepción, pudiendo causar envejecimiento en la piel si se abusa de ellos). Además del "efecto bronceado", los rayos ultravioleta esconden otros secretos, a mi opinión mucho más interesantes.

Anuncios
Anuncios

En instituto de investigación Andaluz (IFAPA), ha demostrado otro efecto mucho más desconocido; exponer rayos UVA en la uva tres días antes de la vendimia reporta importantes beneficios a este alimento, al incrementar su producción de estilbenos (encargados de proteger a la planta, además de ser de sus más potentes antioxidantes).

El experimento se llevó a cabo exponiendo sobre la planta, luz ultravioleta, 5 minutos diarios, durante los citados tres días previos. El objetivo, conservar altos niveles de estilbenos antes de recoger la uva, famosos por sus enormes concentraciones de anticancerígenos, cardioprotectores, neuroprotectores y antiinflamarios. Además, la mencionada exposición protege a la vid evitando que se produzcan infecciones.

La uva, además, contiene una serie de sustancias químicas llamadas polifenoles, que recientemente se ha descubierto que ayudan a controlar el peso, tan importante de tener en cuenta (por cuestión de #Salud) en una sociedad como la que vivimos, cada vez más y más sedentaria debido principalmente a la comodidad que forma cada dia más parte de nuestro estilo de vida.

Anuncios

Otro efecto interesante a tener en cuenta, al exponer la uva a los rayos, es el aceleramiento en su maduración, lo que permite, junto con la ausencia de residuos tras su uso, ofrecernos un fruto mucho más rico en propiedades saludables, carente de nocivos efectos secundarios. Quizás os hagáis estas preguntas, u otras no menos trascendentales: ¿Tendrá el mismo efecto la radiación ultravioleta en otros #Alimentos? ¿Pueden los rayos estimular la producción de otras propiedades? ¿Podría ser una buena solución para enriquecer las propiedades de los productos que consumimos diariamente? Esperemos tener buenas noticias en breve, y que las empresas acaben apostando finalmente por este tipo de tratamientos, en detrimento de otras prácticas carentes de ética y moral, tan rentables para su economía a costa de la vida y el perjuicio de nuestra salud.