Todos sabemos que la paraplejía (del tipo que sea) limita la movilidad en mayor o menor medida, siendo además un grave problema que nadie desearía padecer. La minusvalía puede cambiar radicalmente la vida de una persona, y es algo muy serio que afecta a millones de personas alrededor de todo el planeta.

Dicha falta de movilidad, supone importantes barreras en el afectado, a la hora de llevar una vida lo más completa y plena posible, impidiéndole realizar muchas y variadas actividades (sin olvidarnos de su terrible efecto a nivel emocional). Pero, ¿será posible hacerla desaparecer en un futuro? ¿Nos vamos acercando poco a poco? Sí, y de hecho es lo que está ocurriendo actualmente.

Anuncios
Anuncios

Un equipo de la Escuela Politécnica Federal, en Suiza, en colaboración con la firma Medtronic (Irlanda) y otras instituciones de Europa y EEUU, ha desarrollado una #interfaz inalámbrica capaz de reestablecer nuevamente la conexión perdida entre la región dañada de la médula y el cerebro.

El sistema funciona a través de unos electrodos, que permiten conducir las órdenes cerebrales de movimiento hasta la médula espinal. De esta manera, el miembro anteriormente paralítico, recibe la estimulación eléctrica necesaria para recuperar su antiguo movimiento.

Los estudios se han llevado a cabo en dos #macacos reshus, recuperando ambos la locomoción de la pierna paralizada, tras activarse la mencionada interfaz inalámbrica. Este sistema inalámbrico funciona a tiempo real, descifrando las señales cerebrales (utilizadas posteriormente para estimular puntos concretos de la médula) y codificando los movimientos al instante mediante un algoritmo matemático.

Anuncios

Los avances en este campo son muy prometedores. Grégoire Courtine, neurólogo de esta escuela y líder del proyecto, dic:e “Esta es la primera vez que la Neurotecnología restaura la locomoción en primates. Pero quedan muchos desafíos por delante y pueden trascurrir varios años antes de que todos los componentes de esta intervención puedan ser probados en personas".

Tras estos exitosos resultados, se ha comenzado un estudio clínico (sin implante cerebral por el momento) con objeto de mejorar la habilidad de caminar en personas con lesión parcial de la médula espinal en los miembros inferiores. No hay que perder la esperanza, al abrigo de recibir cuanto antes buenas noticias. La ciencia avanza sin cesar y llegará ese milagroso día en el que los paralíticos dejen de serlo y puedan volver a vivir gozando de una movilidad completa y satisfactoria. #parálisis