Es evidente, a la luz de los visto en el artículo anterior, que los organismos vivos han llevado a cabo, ante todo, una selección a nivel químico, y ello en función de que sólo unos pocos del centenar aproximado de elementos químicos presentes en la corteza terrestre tiene la propiedad de formar las moléculas más aptas para desplegar los procesos vitales. En el interior de las células existe toda una variedad de moléculas de estructura compleja, entre las que las más importantes son macromoléculas de un peso molecular que oscila entre mil y mil millones, sintetizadas dentro de la propia #célula a partir de compuestos muy simples presentes en el medio ambiente, como el anhídrido carbónico, el agua y el nitrógeno atmosférico.

Anuncios
Anuncios

Llegados a este punto parece lícito preguntarse por qué coexisten tan diversos tipos de estructuras dentro de un mismo organismo, sea unicelular o pluricelular. ¿A qué se debe tan heterodoxa combinación? La respuesta a esta cuestión nos lleva a individualizar otra de las propiedades características de la materia viva. Todo componente celular es apto para desarrollar una o varias funciones biológicas y, por tanto, indispensable para mantener viva la célula. Se trata de una afirmación constatable para cualquier orgánulo celular, como por ejemplo los cloroplastos de las plantas, responsables del proceso fotosintético, o el retículo endoplasmático, sobre el que los ribosomas llevan a cabo la síntesis de proteínas, pero que sigue siendo válida para cualquier biomolécula en particular.

Anuncios

Por ejemplo, los fosfolípidos son elementos esenciales dentro de la membrana celular, también denominada membrana plasmática. Hoy en día se sabe que los ácidos nucléicos son las depositarias del patrimonio genético, es decir, de las características que individualizan en su conjunto a una determinada especie. Las proteínas, emanación directa de los ácidos nucléicos, son esenciales, no sólo para mantener el esqueleto estructural, sino también para que se dé un funcionamiento metabólico normal en la célula. #Biología #Biomoléculas