En griego la palabra planeta significa, simplemente, vagabundo. Los babilonios ya habían descubierto la presencia de algunos planetas: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Estos primeros astrónomos de los que tenemos constancia también se habían dado cuenta de que los planetas se mueven dentro de una franja bien precisa y determinada en la bóveda celeste, que tiene aproximadamente forma de sector circular. Esa franja era el Zodíaco.

Dividieron dicha franja en doce partes que tomaron cada una el nombre de la constelación que albergaba. Los nombres de esas constelaciones, que son los signos zodiacales, han llegado hasta nuestros días a través de la cultura griega.

Anuncios
Anuncios

Las ideas de los babilonios sobre el cosmos estaban llenas de fantasía religiosa: la tierra era un gran disco circundado por un océano, en cuyos extremos se alzaba una enorme cadena montañosa que sostenía una semiesfera sólida en la que se hallaban incrustadas las #estrellas. Por otro lado, a cada ciudad eregida sobre la superfice de la tierra le correspondía, más bella, otra situada en la bóveda celeste. Se trataba de una versión imaginaria del hermanamiento actual de ciudades, con la salvedad de que la ciudad estelar era una idealización inexistente.

Pese a las fantasías religiosas y las supercherías de pueblo primitivo, la contribución de las culturas mesopotámicas a la ciencia astronómica fue fundamental, entre otras cosas debido a sus conocimientos matemáticos, mucho más avanzados que los de la civilización egipcia con la que convivieron.

Anuncios

De hecho, y aunque nuestro saber sobre su matemática es incompleto, los babilonios sabían resolver ecuaciones de segundo grado con procedimientos que todavía nos son desconocidos.

La mayor contribución a la astronomía de este pueblo fue la elaboración de un calendario de eclipses solares. Un milenio después, seguiría siendo utilizado por Ptolomeo e Hiparco. En cambio, la civilización egipcia, estaba mucho más atrasada en cuestiones astronómicas. Sus ideas cosmológicas tampoco alcanzaron un nivel demasiado elevado. #Historia #Cosmología