Altas fiebres, escalofríos, síntomas pseudogripales, convulsiones, dolores de cabeza, náuseas, sudoración, anemia... Éstos son sólo algunos de los síntomas de la malaria, una terrible enfermedad parasitaria, transmitida a través de la picadura de #mosquitos anopheles infectados. Afortunadamente, las noticias de hoy abren un rayo de luz en nuestro camino por evitar esta seria y en muchos casos mortal enfermedad infecciosa.

Todos los mosquitos, emplean su sentido olfativo a la hora de encontrar a su siguiente víctima. Está comprobado que algunas personas resultamos más "atrayentes y apetitosas" que otras, siendo uno de los motivos principales, precisamente, las señales olorosas que desprendemos por la piel.

Anuncios
Anuncios

En 2015, se estimaron sobre unos 214 millones de casos (especialmente en África) de personas afectadas.

Si la enfermedad no está muy avanzada, puede ser curable, pero el tiempo apremia, y es necesario encontrar una solución definitiva, yendo a la raíz de una vez por todas. Por suerte, el rayo de luz está ahora en manos de un equipo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins, el cual pretende descubrir qué olores son los que resultan más repulsivos para los mosquitos, con el fin de lograr ahuyentarlos antes de que nos piquen, usando su propia medicina.

Para ello, han comenzado a estudiar el #Cerebro del mosquito, determinando los puntos donde se encuentran los distintos tipos de neuronas olfativas. Quizás en este punto os hayáis preguntado: ¿cómo es posible detectar estas neuronas dentro de un cerebro tan pequeño? Pues sí señores, existe un método genético, que ya había sido empleado anteriormente en otros estudios, pero nunca en mosquitos.

Anuncios

Dicho método, hace brillar de color verde a ciertas neuronas, justamente las que reciben las señales de los olores.

No cabe duda de la importancia de este descubrimiento, que esperamos obtenga pronto unos resultados positivos. El siguiente paso será ponerlo en práctica, para que podamos, de una vez, repeler el principal transmisor de una enfermedad que ha y continúa segando tantas y tantas vidas humanas. #olfato