La responsable del control de los océanos de #Greenpeace, Elvira Jiménez, ha declarado pocas semanas atrás que cada año se desechan en los mares y océanos unos ocho millones de toneladas de residuos plásticos. La superficie que cubre esta cantidad de #residuos se puede parangonar a la mitad del territorio de la comunidad de La Rioja. Además, el 70% de estos restos se depositan sobre el fondo marino destruyendo ecosistemas muy delicados.

Una idea revolucionaria para salvar el mar

La sociedad española #Ecoembes ha participado con la Fundación Ecoalf en un proyecto para eliminar los desperdicios y reutilizarlos para producir beneficios económicos importantes.

Anuncios
Anuncios

La idea consiste en involucrar a los pescadores, que a menudo capturan la basura del mar con las redes, a que depositen tales residuos en adecuados contenedores situados en los puertos. Los pescadores implicados en el proyecto han declarado que están muy interesados en mantener el mar limpio en cuánto de ello depende directamente su vida y su comercio. Para la empresa,  significa obtener material a coste cero que sirve para fabricar hilo sintético reutilizable para realizar indumentarias.

Un proyecto que beneficia a todos

Según los datos proporcionados por la fundación y los ecologistas implicados en el proyecto, en un sólo año se han recogido 59 toneladas de desechos en las aguas del Mediterráneo, con los que la empresa ha podido crear una colección completa de vestidos sin recurrir a productos plásticos de nueva fabricación.

Anuncios

Considerando los óptimos resultados y la gran aceptación de parte del público de estos nuevos productos, la empresa ha fijado un nuevo objetivo para el próximo año, recoger unas 190 toneladas de residuos marinos.

La organización internacional Greenpeace apoya esta iniciativa en cuánto ofrece una doble ventaja al ambiente, limpiando el mar y evitando la producción innecesaria de plástico contaminante. También otras empresas han comenzado a valorar la posibilidad de emplear el mismo mecanismo para la recuperación de metales del fondo marino, un modo de reutilizarlos y crear así otras industrias rentables y ecológicamente sostenibles.