Es un animal extraño. Hace pensar en una bolsa de papel para la aspiradora. Quizás en un ácaro del polvo marítimo o en alguna especie de criatura imaginaria vista en alguna secuela de Alien. Ni siquiera el simpático nombre de "osito de agua" puede endulzar su aspecto de disfraz de dragón de amianto para festivales del año nuevo chino. Sin embargo, quién iba a sospechar lo que éste engendro de la naturaleza, tan alejado de los gustos estéticos humanos, encerraba en su cuerpo, el secreto de la #Eterna Juventud, sí de algo que se le podría parecer. Y mucho.

Investigadores de la Universidad de Kyoto, han descubierto que ciertas proteínas del tardígrado, que le proveen de una gran resistencia, son exportables a otros organismos.

Anuncios
Anuncios

Y que estas proteínas podrían proteger al #ADN humano de los rayos X.

Los tardígrados se encuentran por todo el planeta. Se trata de un animal marino que mide alrededor de medio milímetro de largo. Se desplaza muy lentamente, en un movimiento pautado y ejecutado por sus ocho pequeñas patas ganchudas.

Lo que resulta impresionante de este animal, es su increíble capacidad de resistencia y su adaptabilidad: puede vivir en lugares cuyas condiciones extremas matarían a la gran mayoría de los otros seres vivos. Por ejemplo, puede sobrevivir a temperaturas inferiores a los cero grados, y también vivir en agua hirviendo. Los crueles experimentos de los científicos los han llevado incluso al espacio. No decepcionaron. Después de su paseo fuera de la atmósfera, la mayor parte de ellos volvieron a la Tierra con vida, sin secuelas y pudiendo reproducirse normalmente.

Anuncios

Por no hablar de su resistencia a los rayos ultravioleta ni de su capacidad para aguantar presiones atmosféricas titánicas.

La explicación de esta prodigiosa capacidad de resistencia y supervivencia la encontró un equipo de investigadores de la Universida de Kyoto. Se trata de una determinada proteína, capaz de hacer mucho más resistente el cuerpo del tardígrado. Lo increíble del asunto es que esta proteína es exportable al ser humano.

Las investigaciones continúan: otro de los "superpoderes" del tardígrado es su capacidad para vivir en entornos ultra-secos, reduciendo su porcentaje de agua a una centésima parte de la original. Entra en ese momento en una especie de estado de hibernación, pudiendo salir de él cuando mejoren la condiciones ambientales. #Tardigrados