El boomerang es un arma clásica de sobra conocida por todos. Se trata de un invento extremadamente antiguo, que data de la prehistoria y que, todavía hoy, es usado por los aborígenes australianos en su versión capaz de volver cerca del lanzador después de alcanzar su objetivo. Así pues hay que tener cuidado de que la recepción no acabe siendo un golpe tremendo y tengamos la #Historia del cazador cazado.

Lejos de ser un chiste malo, recientes investigaciones han dado a conocer un caso similar a éste ocurrido en el siglo trece después de Cristo en #Australia, en la zona que hoy ocupa el territorio de Nueva Gales del Sur. En la zona se encuentra el Parque Natural de Toorale.

Anuncios
Anuncios

Allí un equipo de arqueólogos han estudiado la sepultura de un adulto de unos treinta años de edad. Su esqueleto muestra evidencias de una contusión mortal de carácter similar a las producidas por un arma de metal. Esas heridas, o sus señales, propias de un arma de metal, en un cuerpo de un habitante de la isla australiana, alrededor de seiscientos años antes de que los primeros colonos europeos llegaran al lugar, y penetraran en el continente acompañados de sus armas metálicas.

Un arqueólogo de la Universidad de Griffith (Brisbane) explicó que tales heridas fueron causadas por armas tradicionales australianas, entre ellas el clásico boomerang, el "Wonna". Los descubrimientos de este investigador fueron publicados en la revista Antiquity. Las heridas constatables en la cabeza corresponden exactamente a los impactos producidos por éstas armas.

Anuncios

Las que fueron letales dejaron constancia del poder del boomerang como arma mortal.

No se trata de la única muestra arqueológica de este tipo de lesiones. El hombre de Narabeen, de hace unos 3600 años, también murió por causas similares. Los violentos conflictos intertribales de aquella época parecen ser la causa de ésta y otras muertes. En algunas cuevas, al abrigo de la intemperie, en la Australia profunda, aún se pueden ver pinturas con temas guerreros. Según aparecen representados, los boomerangs de la época parecían ser notablemente más grandes y pesados que los actuales. Armas mortíferas hechas para matar en la guerra. #Tribal