¿Sabías que, oliendo el hermoso perfume de las #rosas, no sólo estás disfrutando de un agradable momento, sino además mejorando tu #memoria? Jan Born, investigador de la Universidad de Lübeck, ha podido demostrarlo tras un curioso estudio.

El poderoso efecto que tienen los olores en nuestro inconsciente, repercutiendo en los recuerdos y el estado anímico, no es algo nuevo. Ya por el siglo VIII, el filósofo chino Wang Wei afirmó: "Busca en el perfume de las flores y la naturaleza la paz interior y la dicha de vivir". Sin embargo, la aromaterapia y la neuropsicología, con sus actuales investigaciones, no habían llegado a encontrarse todavía, y, como suele ocurrir, la ciencia ha demostrado algo que ya se sospechaba desde hace miles de años.

Anuncios
Anuncios

Volviendo al Dr. Born, para comprobar el efecto del #olor a rosa en la memoria, reunió a un grupo de voluntarios, que a su vez dividió en dos grupos. Los voluntarios entraban secuencialmente en una sala, previamente perfumada, y debían memorizar la ubicación y contenido de varias postales repartidas por dicha sala. Luego pasaron la noche durmiendo en el laboratorio, y al entrar en la fase de sueño profundo (la fase de onda lenta), únicamente a un grupo se le proporcionó el aroma a rosa. A la mañana siguiente, las sospechas de Jan Born fueron concluyentes; el grupo que recibió el añadido aromático mientras dormía, rindió notablemente mejor a la hora de recordar lo que había en cada una de las postales.

Resuelta la duda, Jan decidió publicar el estudio en la revista Science. Los expertos, sabedores de que la corteza y el hipocampo (durante la fase de sueño profundo), se comunican entre sí, proponen que ésta manda al hipocampo reactivar las mismas neuronas, estimuladas cuando se aprendieron determinados hechos.

Anuncios

El hipocampo codifica posteriormente la secuencia, para así consolidar estos recuerdos.

Y es que a menudo no le damos al olfato, tan apreciado por los "Sommelier", su verdadero valor. Un sentido que nos recuerda sensaciones vividas, momentos, personas que conocemos u hemos conocido durante nuestra vida... El estudio alemán es muy revelador, pero cabría preguntarse si además de la fragancia a rosa, este experimento funciona con cualquier otro aroma. O incluso si hay otros que resulten más eficaces para la consolidación de recuerdos, al reactivar nuevamente las conexiones neuronales adecuadas para que ello sea posible.