Hace ya muchos años que los presuntos avistamientos de #Ovnis son relativamente comunes y son muy numerosas las personas que aseguran hacer visto en el cielo extraños objetos procedentes de civilizaciones alienígenas. A pesar de tratarse de OVNIS, es decir, objetos voladores no identificados, las modas, los deseos o las creencias hacen que la explicación alienígena salga a la luz como la más aceptada.

Sin embargo, por desgracia para los aficionados a lo desconocido y los más aferrados a la creencia de que los extraterrestres nos visitan, nos estudian y, en algunos casos, nos secuestran para llevar a cabo sus misteriosos planes, la ciencia tiene otras explicaciones para esas luces brillantes y etéreas que a veces se presentan ante nuestros ojos despertando la imaginación.

Anuncios
Anuncios

Los fenómenos meteorológicos conocidos como Sprites pueden ser una de las explicaciones con base científica que deje de lado la presencia extraterrestre en nuestros cielos. Estos fenómenos son brillantes destellos provocados por la acumulación de energía durante el trascurso de una tormenta. La descarga se produce sobre el nivel del suelo a una altura que ronda los 50 o los 150 kilómetros y el resultado es una luminiscencia que se mueve en el aire. Esto, ante los ojos de una persona que desconozca este fenómeno, puede resultar chocante y provocar un claro malentendido dando lugar a múltiples interpretaciones que se subsanan con una explicación puramente científica.

¿Una nave de extraña en forma de flota más allá del cielo? Tranquilo, puede ser un holograma. No hablamos de los pequeños hologramas que servían como útil sistema de comunicación en La Guerra de las Galaxias, más bien, se trataría de fenómenos que funcionan de forma similar pero producidos de forma natural debido al influjo de los rayos del sol sobre la atmósfera.

Anuncios

Esta propuesta para explicar los avistamientos de OVNIS la hizo en 1997 el ingeniero Theo Diedrich asegurando que el reflejo de los rayos del sol puede provocar imágenes tridimensionales que parecen moverse como consecuencia de la rotación terrestre.

Como explicación más común, pero no por ello menos interesante, cabe mencionar la presencia de globos meteorológicos, satélites o incluso aviones que, no en pocas ocasiones, son malinterpretados por los observadores que alimentan sus explicaciones de deseos. En cualquier caso, lo que está claro es que, a nivel científico, aún no se ha demostrado que pueda haber fuera de la tierra una civilización capaz de establecer contacto con nosotros. #Ciencia #Misterio