Como su nombre indica, la palabra latina "vaccae" está relacionada con las vacas, pero empecemos por el principio. ¿Y si además de prevenir enfermedades, fortalecer nuestro cuerpo, mejorar la autoestima y nuestra vida social, entre muchas otras cosas, estuviésemos haciéndonos más inteligentes y felices mientras paseamos por el campo? ¿Es esto posible? Nada más cerca de la realidad amigos, la Mycobacterium vaccae es una buena aliada, y no está de más conocer los efectos positivos que nos puede reportar su inhalación.

Las bacterias son células procariotas que miden unos pocos micrómetros y se encuentran en todos los hábitats habidos y por haber.

Anuncios
Anuncios

En el caso de la Mycobacterium vaccae, la podemos "encontrar" dando un tranquilo paseo por un hermoso jardín. Dorothy Matthews y Susan Jenks, investigadoras de Sage Colleges (New York), que han hecho algunas pruebas satisfactorias con ratones, añadiendo esta #bacteria en su comida, sugieren que podría ayudarnos a potenciar nuestra capacidad de aprendizaje. Algunas de estas pruebas, consistieron en ofrecerles desafíos a los pequeños roedores, antes y después de haber ingerido esta divina bacteria. Las pruebas fueron concluyentes. 

Volviendo al final, íbamos a hablar de las vacas, especialmente de sus detritus, donde abunda esta bacteria, capaz, según los últimos estudios realizados, de estimular las neuronas de la corteza prefrontal para la liberación de serotonina. ¿Increíble verdad? 

¿Acabaremos todos cultivando esta planta en nuestros hogares para inhalarla en periodo de exámenes o antes de acudir a algún programa de televisión? ¿Pueden los huertos mejorar nuestra vida? ¿Qué tal un aprendizaje al aire libre en las escuelas? ¿Encontraremos algún día algún refresco junto a la horchata y el limón granizado con extracto inteligente compuesto por estos microorganismos? El presente quizás tenga la respuesta a alguna de estas preguntas, pero un gran futuro no olvidará continuar aplicando la ciencia para mejorar nuestras capacidades y calidad de vida en todos los sentidos.

Anuncios

No se preocupen los que no sean muy aficionados a los excrementos de vaca, pues como dijimos anteriormente, esta bacteria la podremos encontrar en gran cantidad de entornos naturales no asfaltados, así que ya tardan, acaben de leer este artículo y váyanse a dar un paseo. #Salud #inteligencia