El trastorno de deseo sexual hipoactivo se presenta en hombres que muestran poco interés por el sexo y una baja satisfacción en ese mismo campo. Ahora, unos investigadores que trabajan en la Universidad de Siena, Italia, han demostrado que un simple tratamiento a base de exposiciones cortas a luz intensa puede mejorar la situación de estos hombre potenciando su apetito sexual y mejorando significativamente su grado de satisfacción.

El estudio se llevó a cabo con dos grupos diferenciados de hombre. Por un lado, los individuos que recibieron el tratamiento de luz se expusieron durante 30 minutos cada mañana a la radiación artificial mientras que, por otro, el grupo de control era sometido a un baño de luz de baja intensidad para comprobar la diferencia en los resultados obtenidos entre ambos.

Anuncios
Anuncios

Y las diferencias fueron notables ya que el grupo que fue sometido a la luz intensa, que iniciaron su tratamiento con una puntuación de su satisfacción sexual con un 2 sobre 10, aumentaron el valor de esta nota hasta un 6,3 tras dos semanas de exposición a la radiación. Del mismo modo y como dato mucho más objetivo, se cuantificó la producción de testosterona de estos hombres con un aumento hasta el 3,6 frente al 2,1 nanogramos por milímetro existentes en el inicio del tratamiento. Sin embargo, el grupo de control no experimentó cambio alguno en la cantidad de testosterona producida y mantuvieron la puntuación de sus relaciones sexuales en los mismos niveles que al comienzo del estudio.

Los resultados de esta investigación se presentan como una noticia excelente para todos aquellos hombres (y sus parejas) que tienen la libido baja ya que es un tratamiento muy sencillo y económico que no requiere la ingesta de medicación y, siempre que no esté directamente contraindicado, no presenta efectos adversos.

Anuncios

En este sentido, es importante mencionar que la exposición a la radiación lumínica intensa no es recomendable en casos de problemas específicos en los ojos o en aquellos hombres que tomen medicamentos como antidepresivos o antibióticos cuyos efectos secundarios incluyen un aumento de sensibilidad ante la luz. #Investigación científica #Sexualidad #Medicina