El extraño mundo de las parasomnias no deja de asombrarnos, pareciera que nuestra mente planea constantemente complejos obstáculos para evitar a toda costa que podamos descansar durante las noches, poniéndonos una trampa que no acaba con un descanso reparador, entre parálisis del sueño, insomnio, pesadillas y demás impedimentos aquí te cuento uno de los trastornos del sueño más impactantes del repertorio.

“Campanazos” o “Disparos” estos son los adjetivos que describen el principal síntoma de este trastorno, las personas que describen estos incidentes nocturnos revelan que ser víctima del síndrome de la cabeza explosiva es tan inesperado e impactante que han llegado a relacionarlo con fantasmas, abducciones alienígenas, y demás eventos paranormales, sin embargo sabemos que siempre habrá una explicación científica para estos hechos.

Anuncios
Anuncios

Al igual que la parálisis del sueño, el síndrome de la cabeza explosiva surge en la transición que existe de estar despiertos hasta alcanzar el sueño profundo. Existe un fallo en la actividad neuronal que evoca un cortocircuito, al dormir nuestro cerebro entra en una especie de “apagón” en el cual, los pacientes con síndrome de la cabeza explosiva, experimentan un atraso al desconectar ciertas áreas, esto produce que las ondas “alfa” encargadas de la somnolencia se retrasen produciendo un estallido de la actividad neuronal que se conecta directamente con las zonas del cerebro responsables del sonido.

Ya sean gritos, estruendos, el sonido de una explosión, golpes, etc. la sensación de que hay un ruido increíblemente fuerte dentro de la cabeza es inmediatamente interpretado por nuestra mente como algo que nos asusta mucho, dependiendo de las vivencias y recuerdos que evoque esta situación de ansiedad.

Anuncios

Increíblemente, el síndrome es inofensivo, no ocasiona ningún tipo de daño neurológico, si acaso logrará causarte una terrible jaqueca al despertar, gracias a la falta de sueño que éste ha logrado. No obstante, es necesario recalcar que los periodos constantes de estrés provocan las llamadas de atención más espeluznantes en nuestro cerebro, pues precisamente es esto lo que intenta decirte: que necesita menos ajetreo y más descanso, pues también se ha llegado a la conclusión de que en todos los trastornos del sueño las partes del cerebro que deberían estar en descanso se activan debido a la sobreestimulación de nuestras capacidades, incluso a la hora de dormir.

¿Alguna vez te ha pasado? ¿Cómo fue tu experiencia? #Ciencia #Enfermedades raras