El español Guillem Anglada-Escudé, de la londinense Universidad de Queen Mary, lidera un equipo internacional de astrónomos con la participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que ha anunciado hoy el descubrimiento de un planeta que podría ser habitado en las proximidades de la estrella Próxima Centauri. Éste cuerpo celeste está a cuatro años luz de nuestro Sol y es su estrella más próxima. Aunque la lejanía pueda parecer formidable, resulta escasa en comparación con las distancias a las que se pueden encontrar los otros planetas habitables conocidos. De momento, este nuevo planeta, bautizado como "Próxima B", se convierte en el objetivo más plausible para un próximo viaje interestelar.

Anuncios
Anuncios

El planeta es un poco más grande que el nuestro, rocoso y puede albergar agua líquida, encontrándose además en la región habitable de nuestra estrella vecina. La revista "Nature" publica su descripción detallada. La expectación es máxima, tras el reciente descubrimiento de otro nuevo planeta en el sistema solar, éste último inhabitable.

Desgraciadamente, no todo pinta tan idílico en Próxima b. El planeta se ve afectado en su superficie por llamaradas de rayos X y de radiación ultravioleta, emitidos por la estrella. La intensidad de tales radiaciones es muy superior a la que puede sufrir la Tierra por la acción del Sol. La probable atmósfera de Próxima B podría estar evaporándose o tener una química muy complicada y diferente a la de la Tierra. Determinar las condiciones exactas en la superficie del planeta y su comportamiento orbital llevará años a los científicos.

Anuncios

Lo apasionante del descubrimiento es la posibilidad de enviar naves de exploración y colonización en un futuro. De hecho, Alpha Centauri se ha convertido en el objetivo principal de los incipientes proyectos de colonización extraterrestre como el liderado por el astrofísico Stephen Hawking y el multimillonario ruso Yuri Milner. El plan consiste en lanzar una flotilla de robots que viajarían a un 20% de la velocidad de la luz, con lo que sólo tardarían 20 años en llegar. #Planetas extraterrestres #Planeta habitable #Astronomía