Sabemos que cuando algo nos angustia o nos duele, llorar es como liberar el alma, nos conforta,  nos ayuda a seguir adelante,  se ha demostrado científicamente que el llanto libera toxinas negativas y hace que se liberen dos clases de hormonas que funcionan como anestesiantes naturales con capacidad para reducir el dolor, aunque sólo sea durante un rato, también reduce nuestro nivel de estrés cuando estamos "a punto de explotar" ante situaciones que nos ponen tensos o nos agobian, es como abrir un embalse cuando la presión se hace insoportable, pero está claro que a nadie le gusta llorar en público, mostrar sus miedos más ocultos, sus angustias, sus preocupaciones e incluso su dolor, quizás porque desde niños nos dijeron que las lagrimas significaban debilidad, que podía ser una gran arma para nuestros enemigos,e incluso nos dijeron que llorar es signo de una personalidad inmadura, o porque no sabían asumir sus faltas y pretendían que la gente que les rodeaba tuviera compasión, pero no es cierto, a nivel científico se ha demostrado que el cuerpo libera sustancias que actúan como un calmante natural, como una anestesia para el alma, las cuales nos brindan tranquilidad e incluso un poco de relajación, a nivel emocional, significan valentía ante las cosas más aterradoras de nuestra vida, enfrentarnos a nosotros mismos, a nuestros miedos, a nuestro dolor, a nuestras dudas.

Anuncios
Anuncios

Pero el llanto no es solo signo de tristezas, sino que también podemos llorar de emoción, de alegría o incluso por empatía, así que no le tengas miedo a llorar porque es una de las cosas más naturales de la vida, si lo necesitas llora, llora todo cuanto puedas, exprime toda tus lágrimas pero eso sí, una vez que ya no queden más levántate y sigue adelante porque nadie dijo que la vida fuera fácil, ya que ésta a veces duele, incluso a veces es muy dura con nosotros pero que no se te olvide que la vida es, como dijo John Lennon " aquello que va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes". Disfruta de cada momento, llora, ríe, baila y siempre sigue adelante. #Medicina natural #Meditación #Medicia