Varios estudios demuestran que si bien podemos fallar en la mayor parte de nuestras conclusiones, sí somos capaces hacer algunas observaciones precisas a primera vista. Un creciente cuerpo de investigación sugiere que las personas son bastante buenas adivinando cómo de listo eres, o cual es tu orientación sexual, con sólo echarte un vistazo. 

¿Ser o parecer? ¿Qué dice nuestro aspecto de nuestra personalidad?

En 2015, los científicos pidieron a los estudiantes de una universidad china que observaran fotos y tratasen de evaluar la orientación sexual de los sujetos en ellas. Los resultados mostraron que, en promedio, los participantes valoraban con precisión la orientación sexual de los fotografiados.

Anuncios
Anuncios

La Universidad de Princeton también llevo a cabo una investigación que sugiere que los observadores pueden juzgar con precisión la inteligencia de una persona en una breve interacción, pero sólo si el sujeto está tratando activamente de parecer más inteligente. En un estudio de 2007, pidieron a 182 estudiantes universitarios que discutieran por parejas un tema asignado durante cinco minutos. A la mitad de los participantes se les había pedido en privado que actuasen de manera inteligente y competente; mientras que a los otros no se les dio instrucción alguna. Se filmaron todas las interacciones, y posteriormente, las parejas clasificaron a sus interlocutores según su inteligencia. Lo mismo hicieron 20 hombres y mujeres que observaban las grabaciones de vídeo de las conversaciones. Como resultado, en general los participantes juzgaron con precisión la supuesta inteligencia de sus parejas. 

Un pequeño experimento canadiense con 2.009 mujeres también encontró que, en promedio, eran capaces de evaluar con precisión qué tan agresivos eran los 37 hombres del estudio, sólo después de observar una fotografía de sus rostros durante 39 milisegundos.

Anuncios

Los investigadores encontraron una conexión entre los hombres con proporciones faciales más grandes (independientemente de sus expresiones) y los niveles de agresión percibidas.

Y al igual que la agresividad, la inteligencia, o la orientación sexual, distintos estudios han demostrado que también podemos percibir a primera vista, otros tipos de rasgos como la extroversión, la vulnerabilidad, el narcisismo a la capacidad de liderazgo. Significa por lo tanto, que aunque pueden engañar, ¿las apariencias también pueden darnos pistas?  #Investigación científica