La innovación es un elemento fundamental para el progreso de un Estado. De ahí que conocer la reciente caída de los datos generales en España resulte realmente preocupante.

La innovación en nuestra región está pasando una mala época. En el último Cuadro europeo de indicadores de la innovación, emitido por la Comisión Europea, se desprende como España ha perdido posiciones en lo que respecta al nivel de innovación.

En dicho informe se revela que España es el tercer país, con Lituania que mayor caída ha mostrado en relación a la innovación desde el inicio de la #Crisis en el año 2008.

España se sitúa ahora por detrás de Portugal y Malta en nivel de investigación, y se localiza en la mitad de la tabla de los países de innovación moderada.

Anuncios
Anuncios

Concretamente la puntuación que recibe España está muy por debajo de la media europea y alejada de Suecia, el país que lidera la lista europea.

 

El declive

Desde el 2008 a nuestros días, los países de la Unión Europea, en general, han mejorado en innovación en I+D una media anual de 0,7%. La UE tiene intención de alcanzar un gasto del PID del 3% en innovación.

Ello es debido a que, como muestra claramente el informe, la inversión que se realice en ciencia, tecnología e innovación puede llegar a romper el ciclo económico negativo. Es decir, la caída del crecimiento económico de España se hubiese podido amortiguar.

Lituania ha sido la que más ha crecido (4%), mientras que en España ha ocurrido todo lo contrario. La pérdida anual media fue del 0,8%. Lo que ha hecho que España caiga puestos en la lista y se encuentre actualmente en el puesto 21, empatado con Grecia y Hungría.

Anuncios

Recomendaciones

El informe de la UE presenta una serie de recomendaciones para mejorar los datos generales de Europa y lograr ser una región mucho más competitiva.

En este sentido, se sugiere seguir invirtiendo en la formación de las personas cualificadas para desarrollar labores de innovación y para mejorar la relación entre la formación superior y la empresa.

Por otro lado, es vital para Europa que las pequeñas y medianas #Empresas (PYMES) sean más innovadoras y de crecimiento rápido. Lo que supone la necesidad de ayudar a los pequeños y medianos empresarios para que apuesten por este tipo de inversiones.

Regiones a tener en cuenta

La Comisión Europea destaca que, en regiones de moderada innovación, entre la que se encuentra España, existen núcleos que tienen gran nivel innovador. Este es el caso de Euskadi, catalogada como la única región española de fuerte innovación. En el polo contrario se encuentra Baleares, Canarias y Extremadura calificadas por la UE como de modesta innovación.

Otras regiones de gran interés son el Piamonte o Friul-Venecia, ambas en Italia, así como Bratislava en Eslovaquia.

Todo esto nos lleva a plantear si, realmente, España quiere innovar. #Investigación científica