Cuando escuchamos la palabra “#Cáncer” un escalofrío nos recorre el cuerpo. Una terrible enfermedad contra la que la ciencia lucha permanente. Los avances que se están haciendo en investigación, son esperanzadores y poco a poco se van detectando causas probables de generación de la enfermedad.

Tecnológicamente, los diagnósticos son cada vez más precoces y el porcentaje de personas que superan el cáncer es cada vez mayor.

Un porcentaje importante de los cánceres son debidos a agentes externos (40%). Estos agentes actúan sobre nuestro organismo alteran el funcionamiento de nuestras células y, en consecuencia, se genera dicha enfermedad.

Anuncios
Anuncios

Entre estos agentes se encontraban bebidas tan consumidas a nivel mundial como el café. De hecho, los amantes del café y del mate recibieron una pésima noticia cuando ambas bebidas se clasificaron como “posiblemente carcinogénicas para el ser humano”. Pero, actualmente esta idea se ha transformado.

 La ciencia avanza

Como hemos comentado la ciencia no deja de dar pequeños pasos hacia el control de la enfermedad. De hecho, un estudio reciente ha aportado nuevos datos sobre las posibles causas de aparición de cáncer. 

El estudio fue realizado por la Agencia de Investigación Internacional para el Cáncer (IARC). Dicha Agencia se encargó de reunir a 23 expertos internacionales sobre el cáncer que realizaron un exhaustivo estudio de los trabajos científicos más relevantes sobre el tema (más de mil estudios). 

Tras la realización de este complejo análisis, los expertos no detectaron pruebas que afirmasen que el consumo de café y mate tuviesen efectos carcinogénicos, tal y como publicaron en la prestigiosa revista The Lancet Oncology.

Anuncios

Sin embargo, se encontraron con algo realmente interesante y sorprendente. 

Y es que consumir bebidas muy calientes sí pueden ser “causa probable” de aparición de cáncer de esófago. 

Dicho así parece algo muy abstracto, ya que cabe preguntarnos, ¿qué entienden los científicos por bebidas muy calientes? Ya que la sensación de calor es subjetiva. La ciencia necesita datos. 

En este estudio, los científicos concluyeron que las bebidas que se encuentren a una temperatura superior a los 65º C se consideran bebidas muy calientes. ¿Y cómo han llegado a esta conclusión? Todo tiene su explicación.

 La temperatura caliente influye

El grupo de investigadores expertos, detectaron que, en países como América del Sur, Asía o África Oriental, donde se consume, tradicionalmente, bebidas muy calientes (aproximadamente a 70º C) como café, o mate, el riesgo de cáncer de esófago es mayor. Lo que parece indicar que uno de los factores que pueden generar cáncer no es la bebida en sí, sino la temperatura a la que es consumida. 

Así, que ésta se considera una excelente noticia para los amantes de estas bebidas. Pero, una mala noticia para aquellas personas que les guste tomarlas muy calientes. #Enfermedades #Calidad de vida