Un grupo de científicos del FPI (Fondo de Investigaciones Avanzadas Ruso) ha retomado un proyecto llevado acabo por la Unión Soviética en los años 80 que permitirá a los humanos respirar bajo el agua sin ayuda de ningún tipo de utensilio de buceo. El líquido desarrollado en un laboratorio de Moscú ha sido ya probado en animales logrando que un perro sumergido aguantara sumergido cerca de 15 minutos. Unos magníficos resultados que hacen muy probable que en breve el estudio pase a su fase final de desarrollo efectuando pruebas en humanos.  

El periodista Ígor Cherniak fue testigo de una de las pruebas realizadas en la sede del FPI en Moscú e informó en el rotativo ruso "Rossíyskaya Gazeta" de los resultados de la prueba.

Anuncios
Anuncios

El propio Cherniak expuso que el éxito del experimento ha sido posible gracias al uso de un fármaco que al suministrarse ocupa las vías respiratorias abasteciendo de oxígeno al organismo lo que hace posible que los pulmones trabajen bajo el agua soportando las presiones de las profundidades. 

El mismo periodista compartió a través de su perfil en la red social Twitter una foto del experimento en la que podemos observar a dos científicos del Fondo de Investigaciones Avanzadas ruso sumergiendo a un perro en una urna llena de agua. 

En la década de los 80 la Unión Soviética llevó a cabo un estudio similar permitiendo a humanos sumergirse en profundidades de entre 300 y 500 metros ayudándose de un gas especial que se les suministraba minutos antes de sumergirse.

Anuncios

La guerra fría entre Estados Unidos y la antigua Unión Soviética no sólo se limitó a la carrera espacial y nuclear. En todos los ámbitos de la sociedad americanos y rusos intentaron en todo momento quedar por encima de sus contrincantes lo que desató una oleada de experimentos.

Mientras que algunos fueron absurdos e incluso crueles otros consiguieron grandes avances para la humanidad. Ahora coincidiendo con el aumento de la tensión entre ambas potencias están rescatando algunos proyectos olvidados durante varias décadas que como en este caso, están empezando a dar resultados. #Investigación científica #Rusia