Durante varias décadas, los arqueólogos han estado analizando imágenes de caballos, bisontes y otros objetos dejadas por los artistas de la Edad de Hielo en los muros de las cuevas europeas hace más de 10.000 años. Pero pocos investigadores han prestado atención a los sencillos símbolos geométricos que a menudo acompañaban dichas imágenes más complejas. Al no poder interpretar o descifrar esas marcas, muchos arqueólogos concluyeron que eran simples decoraciones.

Ahora, la paleoantropóloga y estudiante de la Universidad de Victoria en Canadá Genevieve von Petzinger ha realizado un nuevo estudio sobre estos signos, lo que le llevó a descubrir nuevas pistas sobre su verdadero significado y propósito.

Anuncios
Anuncios

En un próximo libro titulado The First Signs (Los primeros signos), Von Petzinger explica que los europeos de la Edad de Hielo usaron sólo 32 símbolos geométricos diferentes a lo largo de un período de 30.000 años, sugiriendo así que estas marcas “pretendían transmitir información”, lo que fue el primer paso en el extenso camino de la humanidad en el desarrollo de la escritura.

Von Petzinger, nieta de un rompedor de códigos de la Segunda Guerra Mundial, empezó este estudio hace casi una década.

“Quise descubrir si las marcas tenían conservaban algún patrón a través del tiempo y el espacio”, dijo ella.

La investigadora comenzó su estudio en Francia, donde analizó pinturas rupestres y grabados de cuevas que se remontan a la Edad de Hielo. Su objetivo era el de registrar y clasificar los signos geométricos en una base de datos.

Anuncios

Gradualmente, Von Petzinger amplió su estudio por toda Europa, realizando registros de hasta 367 sitios de arte rupestre del Paleolítico Superior desde el norte de España hasta los Urales en Rusia.

Al final, después de visitar numerosas cuevas subterráneas y pasar dos semanas sin ver la luz del sol, la investigadora llegó a la conclusión de que sólo 32 signos se usaron a lo largo de todo el continente durante el período Paleolítico Superior.

“Para que haya tanta continuidad entre los sitios, me di cuenta de que nuestros antepasados tuvieron que contar con algún sistema”, afirmó ella.

Además, la poca diversidad de los signos geométricos que fueron descubiertos y analizados en Francia se repitió en toda Europa, lo que sugiere que los seres humanos modernos habían inventado dichas marcas mucho antes de haber colonizado toda Europa, probablemente en tierras africanas.

Otros investigadores creen que el estudio de von Petzinger probablemente despertará mayor interés en este tema ignorado. “Hará que la gente piense más en los signos, y el alcance de los registros de estos símbolos seguramente llamará la atención de muchos”, declaró Louise Leakey, paleoantropóloga en el Instituto Turkana Basin en Nairobi, Kenia. #Arte #Investigación científica