La Misteriosa Pared Invisible de las Fábricas de 3M (CASO REAL)

Uno de los mayores errores de las personas no enfocadas en el mundo de la ciencia, es creer que existen las situaciones totalmente inexplicables en el mundo real, ya que, si existe, solo es cuestión de tiempo para que sea explicado, y la mayoría de las situaciones ya tienen por lo menos una hipótesis científica.

Sin duda los misterios más grandes se presentan a años luz de distancia, en la oscuridad y soledad del infinito universo, pero algunas veces, pareciera que las misteriosas fuerzas que lo dominan, tienen ganas de deleitarnos con un poco de ese misterio.

Anuncios
Anuncios

Era agosto del año 1980, la gente despertaba como todos los días laborales para dirigirse a su trabajo, entre esas personas se encontraba un grupo de trabajadores de la fábrica de Cinta Adhesiva 3M, ubicada en Carolina del Sur, Estados Unidos, uno de esos trabajadores, era David Swenson, quien había sido llamado para crear un informe de una extraña anomalía.

Dentro de la fábrica, había una docena de aves muertas misteriosamente colocadas verticalmente, formando una especie de línea, cuando los trabajadores intentaron parar al otro lado de esa línea, no pudieron hacerlo, increíblemente, una extraña fuerza invisible se los impedía, al parecer, se habían topado ante una pared no visible para los humanos o aves, un campo de fuerza tan fuerte que podía soportar los golpes de esas aves que trágicamente murieron.

Anuncios

¿Cómo había sido posible esto? ¿Cómo era posible que se presentara una pared totalmente invisible?

Swenson, decidió entrar en ese extraño campo de fuerza, y luego de varios intentos, logró pasar a través de él, se dio cuenta de que no solo había un campo, sino dos, el otro apenas unos metros delante, al final vio que también había un campo de fuerza por encima. La misteriosa pared invisible tenía la misma forma que la maquinaria con la que creaban el plástico, es decir, comenzaba donde había un rodillo gigante que movía el material, pasaba por otros más pequeños arriba y terminaba en otro a la derecha, tal como pueden ver en la imagen. Y además de eso, la pared invisible, podía atraer cuerpos más pequeños, esto lo notaron cuando una mosca pasó por ahí y fue succionada por el campo de fuerza.

Luego del misterio inicial, los trabajadores se dieron cuenta de que no había ningún hecho sobrenatural, sino que simplemente habían puesto en marcha sin querer la “Ley de Coulomb”.

Mientras la máquina hacía pasar el plástico, ésta generaba un desequilibrio en la carga eléctrica de su superficie, y sumando los factores de clima, lograron crear una ola de electricidad estática que alcanzó el rango de megavoltios.

Anuncios

Swenson mandó el informe a su jefe que por supuesto no le creyó nada, así que decidió, junto con los demás trabajadores, crear el efecto de nuevo… y al día siguiente lo lograron.

El único problema era que al crear esa pared, no podía funcionar la máquina, así que a menos que cobraran a la gente por ver la misteriosa pared invisible, tenían que arreglar el problema y parar de fabricar ese potente escudo de fuerza.

Increíblemente, muchas personas en Estados Unidos que escucharon la noticia, siguen creyendo hasta el día de hoy que este fue un fenómeno inexplicable, involucrando extraterrestres y demás seres sobrenaturales en el tema, cuando desde el mismo día de su aparición, se pudo descubrir el por qué.

Así que ya sabes, si te cuentan esta historia con tintes fantasmagóricos, sólo contéstales “ley de Coulomb”

¿Por qué crees que no se siguió trabajando en este dispositivo si pudo serle de gran utilidad a la humanidad?

Si prefieres ver el minidocumental: 

Si te interesan más temas de ciencia, puedes ver:

Compañía obtiene permiso para revivir a los muertos.

¿Viajero en el tiempo en pelea de Mike Tyson? #Investigación científica