Todos aquellos que con mucho coraje y valentía han escalado el Everest podrían haberlo hecho en vano, puesto que no estaban escalando la montaña más alta del mundo, según los científicos. En realidad la famosa montaña del Himalaya estaría superada por Chimborazo, ubicada en Ecuador. No obstante, el Everest sigue ganando en la métrica tradicional: llega casi a 9.000 metros sobre el nivel del mar, mucho más que cualquiera de sus rivales más cercanos. Pero en realidad no es el pico más alejado de la Tierra o el más cercano al espacio. La montaña del Ecuador lo supera, y todo debido a la divertida forma de nuestro planeta.

El Everest solo gana cuando se mide desde el nivel del mar, pero si por el contrario lo hacemos desde el centro de la Tierra, el Chimborazo se lleva la medalla.

Anuncios
Anuncios

Incluso el Everest no queda ni entre las primeras 20 montañas de la lista. Estos resultados se dan porque la Tierra no es una esfera perfecta, sino una esfera ligeramente achatada en la parte superior e inferior y que, además, sobresale ligeramente en la zona central. De este modo, tiene ventaja cualquiera de las montañas que existen en la zona del ecuador. De ahí que Chimborazo se encuentre en el top de la lista.

El ascenso más difícil

Un reciente ascenso a la montaña llevado a cabo por excursionistas del Instituto de Investigación para el Desarrollo en Francia descubrió que en realidad el Everest era algo más corto de lo que realmente se pensaba. Pero es que el famoso Monte Everest tampoco es el más alto del mundo en otras medidas. Manua Kea, en Hawai, es mucho más grande medido de arriba a abajo, pero dado que el fondo y gran parte del resto de la montaña se encuentran bajo el mar, no puede igualar la altura récord del Everest cuando se mide en relación al nivel del mar.

Anuncios

La fama del Everest viene realmente del hecho de que es la subida más alta y por lo tanto, también la más díficil. Por su parte, Chimborazo es relativamente fácil de ascender, de hecho puede lograrse en un par de semanas, en lugar de los dos meses que requiere llegar a la cima del Everest. #Investigación científica