A lo largo de los tiempos han aparecido historias y fenómenos que nos han puesto los "pelos de punta". Fenómenos que por el mero hecho de ser inexplicables, a algunos se les ha atribuido el cliché de paranormales. Estos fenómenos han causado la aparición de multitud de farsantes y estafadores que han hecho un negocio de ellos. Pero ahora la ciencia se atreve a rebatir estos fenómenos con una explicación científica que los escépticos verán con buenos ojos. 

Vamos a enumerar tres casos y su posible explicación científica.

1. Aparición de fantasmas: cuántas veces hemos escuchado historias de fantasmas y apariciones en diversas partes del mundo y o bien nos las hemos creído o hemos puesto en duda su veracidad.

Anuncios
Anuncios

Pues bien, un neurocientífico de la Universidad de Ginebra ha identificado la parte del cerebro que es la causante cuando creemos ver fantasmas o apariciones. Es según sus estudios, la unión temporoparietal que nos ofrecen señales corporales multisensoriales que hacen que percibamos nuestro cuerpo como propio, y si falla algo en el procesamiento de la información, la persona puede llegar a sentir su cuerpo como ajeno o que alguien lo persigue. 

El tema de las casas encantadas parece ser más simple pues la explicación es el exceso de moho. Según un biotecnólogo y microbiólogo de la Univesidad Clarkson, Shane Rogers, los hongos en las casas abandonadas causan irritabilidad, ansiedad y miedo. Se ha llegado a la conclusión de que la cantidad de mohos tóxicos en los edificios en los que supuestamente hay fantasmas, es superior al de otras viviendas.

Anuncios

2. Escuchar voces: en ocasiones cuando alguien nos dice que escucha voces inmediatamente pensamos que mejor que acuda a un psiquiatra y le dé algún tipo de tratamiento. Muy poca gente admite esto pero una de cada diez personas sufre alucinaciones sonoras habitualmente. Según el psicólogo David Rosenhan de la Uiversidad de Stanford, las voces no son reales pues la corteza auditiva se hiperactiva y el cerebro reacciona como si escucharamos voces. 

3. Los viajes astrales: hace diez años una mujer suiza epiléptica, en una opración quirúrgica para curar su epilepsia, comenzó a verse a sí misma en el techo del mismo quirófano. Un neurólogo, Olaf Blanke, demostró que esta experiencia había ocurrido al estimular con electrodos el giro angular de la corteza del cerebro derecho. Es por eso que se puede generar la falsa percepción de que abandonas tu cuerpo y flotas en el aire. #Investigación científica #Misterio #Leyendas