Y es que en condiciones de confinamiento extremo, el comportamiento del agua es incomparable con el de cualquier gas, líquido o sólido conocido.

A bajas temperaturas, los túneles cuánticos de las moléculas de agua confinadas en el mineral berilo exhibe movimientos a través de las paredes que separan potenciales, lo que está prohibido en el mundo clásico. Esto significa que los átomos de oxígeno e hidrógeno de su molécula están "deslocalizados" y por lo tanto están presentes simultáneamente en las seis posiciones simétricamente equivalentes del canal, algo que solamente ocurre en mecánica cuántica y que no tiene paralelo en nuestra experiencia cotidiana.

Anuncios
Anuncios

El descubrimiento ha sido posible como apuntaba anteriormente, gracias a la dispersión de neutrones y el modelado computacional; se observan una serie de picos en los espectros de dispersión inelástica de neutrones, que se asignan de forma exclusiva al túnel cuántico del agua, revelando una deslocalización coherente de protones en el estado fundamental.

Los experimentos han sido realizados por investigadores del Laboratorio Nacional de Oak Ridge de la Energía (ORNL), y el Laboratorio Rutherford Appleton en el Reino Unido.

Este estado de la materia, o nueva característica del agua se presenta en virtud del ultra confinamiento en rocas, suelo y paredes celulares, lo que podría estar en consonancia en el campo de la biología con los supuestos de la teoría de Hameroff-Penrose (*).

Anuncios

En opinión de los investigadores, la existencia de este estado de túneles de agua debería ayudar a otros científicos a describir mejor las propiedades termodinámicas y el comportamiento del agua en entornos muy reducidos, como la difusión del agua, el trasporte en los microtubos de las membranas celulares, o las interfaces de minerales en una variedad de ambientes geológicos, es decir, en una amplia variedad de campos científicos: biológicos, geológicos, computacionales, etc.

Las primeras simulaciones realizadas muestran que este efecto túnel está acoplado a la dinámica de vibración de la estructura del berilo, lo que, quizás, podría extenderse a otras variedades de berilo como el aguamarina o la esmeralda.

El descubrimiento ha sido anunciado en la revista Physical Review Letters.

(*) Teoría de Hameroff- Penrose.

Teoría propuesta por estos autores sobre el comportamiento cuántico del agua en los microtúbulos del citoesqueleto de las neuronas, que haría posible el control de la plasticidad neuronal y la subsiguiente repercusión en el comportamiento de las mentes. #Investigación científica #Medicina