Un enorme sistema de arrecifes de coral (9.300 kilómetros cuadrados) se ha encontrado bajo las aguas turbias de la desembocadura del río Amazonas, lo que ha sorprendido a científicos, gobiernos y compañías petroleras que han comenzado a explorar en la parte superior del mismo. La existencia del arrecife con más de 950 kilómetros de longitud y con variaciones de profundidad de 30 a 120 metros, se extiende desde la Guayana francesa hasta el estado brasileño de Maranhão, en pleno Océano Atlántico.

En el arrecife, se han encontrado más de 60 especies de esponjas, 73 especies de peces, langostas, estrellas de mar y otras especies.

Anuncios
Anuncios

El descubrimiento ha sido una auténtica sorpresa, como explica la co-autora del estudio Patricia Yager, profesora de oceanografía y cambio climático en la Universidad de Georgia. “Me quede atónita, como el resto de los 30 oceanógrafos. Tradicionalmente, nuestro conocimiento sobre los arrecifes se ha centrado en los arrecifes de coral poco profundos del Trópico y  que albergan una gran cantidad de biodiversidad que rivaliza con la que podemos encontrar en las selvas tropicales ", detalló la científica.

Grave peligro por las explotaciones petroleras

Al mismo tiempo que se ha informado del descubrimiento de este arrecife, también se anuncia la peligrosa situación en la que se encuentra por la mano del hombre. Según el documento hecho público por los científicos, el gobierno brasileño ha vendido 80 bloques para la exploración y explotación petrolera en la desembocadura del Amazonas y 20 de ellos ya están produciendo petróleo (se cree que alguna de estas zonas se ubica muy cerca de la parte superior del arrecife).

Anuncios

“Pronto, estos bloques de explotación estarán produciendo petróleo en las proximidades de los arrecifes. Estas actividades industriales a gran escala presentan un desafío ambiental muy importante”, explicaron los autores del estudio. El Amazonas es el río más grande del mundo y recoge agua de un área de más de 7 millones de kilómetros cuadrados. #Investigación científica #Ecología