Su afición por este fascinante tema nació hace ya algunos años, justamente cuando la #NASA planeaba llevar al “Curiosity” a Marte. Y la búsqueda se desató al contemplar un vídeo que mostraba los lugares donde dejar el “Curiosity”. Entonces se produjo el hallazgo: en el cráter “Gale” apareció una “serpiente” que debía medir unos 60 km de largo por cuatro o cinco de ancho. A Melo García le llamó tanto la atención este detalle que, a partir de entonces, dio inicio a una búsqueda frenética de información acerca de este #Misterio convirtiéndose, a día de hoy, en uno de los mayores especialistas en la materia. Aquí, en esta #Entrevista, nos deja sus impresiones al respecto.

Anuncios
Anuncios

Jordi LM (JLM) ¿Qué opina obre esto un experto en la materia como tú?

Melo García (MG) Bueno, “experto” es una palabra muy fuerte para mis conocimientos; digamos que sí soy un “especialista” en los estudios de todo cuanto concierne al cráter “Gale”. También estoy bastante informado sobre los avances del “Curiosity”, al menos de lo que nos dejan ver a través de las publicaciones serias y los informes de la NASA. Muchas veces hemos visto en algún programa de televisión fotografías de satélite de la NASA en las que se puede ver una imagen que representa una figura antropomórfica, ya sea egipcia, de algún “dios”, o simplemente de algo que nos recuerda una figura, y simplemente se ha tratado como una mera anécdota. Y yo me pregunto: ¿por qué? En “Youtube” abundan esas imágenes, pero pasan desapercibidas.

Anuncios

Teniendo en cuenta que eso ya sucede con las líneas de Nazca y todas las imágenes del desierto de Atacama (Chile), la zona más árida de la Tierra y que aún desconocemos casi al 100 % en pleno siglo XXI… ¿qué ocurre con las que se pueden ver claramente en la superficie de Marte? Simplemente nada, porque en Marte no hay vida y, por tanto, no hay posibilidad de que hayan sido creadas como ocurrió en Atacama. No hay vida, y eso lo convierte en una simple anécdota. Pero… ¿podemos estar seguros de eso? ¿En qué se basa la Ciencia para estudiar algo?

(JL) ¿En qué se basa…?

(MG) Una de las bases sería la Ley de Probabilidades… ¿y si aplicamos esta ley a esas figuras creadas por el clima medioambiental marciano y lo comparamos con nuestra Tierra y con el resto de planetas conocidos? ¿Y si, además, extraemos toda esa información de las imágenes oficiales de la NASA y las “filtramos” por esta ley? Porque la NASA, en cuanto a ciencia, es “ley”… ¿no? Pues bien, resulta que si aplicamos una imagen encontrada por cada millón de kilómetros cuadrados en cada planeta, incluida la Luna, deberíamos encontrar una entre un millón, y no todos los planetas cumplen ese requisito.

Anuncios

Tan sólo dos planetas de nuestro sistema solar –incluidos sus satélites– cumplen ese requisito. En la Tierra lo creamos nosotros… y en Marte lo crean sus huracanes y sus tormentas de arena. ¿”Curiosity”, verdad? Según la Ley de probabilidades, ¿es posible que eso ocurra en Marte y en la Tierra?

(JL) Pero la ciencia demuestra que en la Tierra no ocurre con la misma asiduidad que en Marte… ¿por qué?

(MG) Porque el responsable es el creativo clima medioambiental marciano.

(1 de 2)