Las novedades de la NASA siempre vienen cargadas de grandes planes. Tanto es así que parece que volverá a desarrollarse con los planes a los que llaman X-planes. Lo cual es una variada línea de trabajo que tenían ya desde hace un tiempo en abandono. La causa principal de dejar a un lado dicho proyecto es, el presupuesto, además de la prioridad que han tenido que darle a la carrera aeroespacial. En ella, salieron aeronaves experimentales además de varios cohetes con cuya tecnología es de importante avance.

Muy corto tiempo después de que se supiera el plan de reactivar el desarrollo de X-planes, se supo que la #NASA posee de una totalidad de 20 millones de dólares para destinarlos a la creación de un avión supersónico, el cual permitirá el acceso a varios pasajeros.

Anuncios
Anuncios

Se trata de una iniciativa dentro de los X-planes, un Jet en el cual trabajarán diferentes ingenieros de Lockheed Martin.

Esta elección ha sido llevada a cabo por dicha compañía americana luego de haber hecho investigaciones con diferentes aviones preparados para superar la velocidad del sonido. El sistema que llevan integrado lo denominan Quiet Supersonic Technology.

Todo esto es para conseguir que el sonido escuchado sea más amenizado. Ya que mientras los pasajeros escuchan un ‘Sonic Boom’ la pretensión es que disminuya sustancialmente y sea un ‘Low Boom’.

Durante el último vuelo del Concorde, en el pasado 2003 justo en el mes de Octubre, fue cuando por última vez se vio un avión supersónico rompiendo la barrera del sonido.

El dinero del cual posee la NASA les será servicial para la creación del diseño previo preliminar. Ya que tampoco son los únicos que esperan la realización de esta idea, también están a la espera empresas como ‘Spike’ y ‘Boeing’.

Anuncios

Está previsto que Lockheed Martin hará un trabajo de diecisiete meses en total con General Electric, en lo que va a ser una base del diseño, el cual será verificada su validez haciéndolo pasar por varias simulaciones por ordenador así como por túneles de viento.

Este diseño llega más lejos haciendo posible la entrada de pasajeros y cuentan que el primer vuelo, está programado para el próximo 2020.

La NASA habla de que el reabrir X-planes darán unos resultados satisfactorios pues hará que los vehículos utilizados sean más eficientes y limpios además de con una gran disminución del ruido. Añadiéndole que, los materiales que utilizarán serán muchísimo más resistentes en estructura y ligeros.

Todo avance desarrollado es bienvenido. Los proyectos de la NASA prometen ir cada vez a más con sus innovaciones.