La "sopa primordial" es un plasma compuesto por quarks y gluones sometido a unas temperaturas y presión enormes y que posee propiedades líquidas.

Un (*) quark-gluón de plasma está formado como una gota de forma ligeramente alargada (como una pelota de fútbol americano). Esto significa que la diferencia de presión entre su centro y la superficie varía a lo largo de los diferentes ejes, por lo que el diferencial de presión impulsa la expansión, y por consiguiente, puede medirse una variación característica en el número de partículas producidas en las colisiones en función del ángulo.

Las mediciones detalladas sobre esa gota, similar al "universo temprano", son totalmente coherentes con las leyes físicas de la hidrodinámica o teoría de los líquidos fluyentes, con lo que ese plasma de quarks-gluones se comporta como un líquido, pero tan especial que no consiste en moléculas como las del agua, sino en partículas fundamentales como quarks y gluones.

Anuncios
Anuncios

La investigación se ha realizado en el gran colisionado de hadrones, LHC, del CERN en Ginebra, colisionando átomos de plomo con una energía muy alta. Los resultados, obtenidos por el grupo ALICE del Instituto Niels Bohr, han sido publicados en la revista Physical Review Letters.

(*) El plasma de quarks-gluones (QGP) es una fase de la Cromodinámica Cuántica (QCD) existente cuando la temperatura y la densidad son altísimas. Se compone de quarks y gluones (casi) libres que son los componentes básicos de la materia, especialmente del núcleo atómico: quarks confinados en un pequeño volumen gracias a las formidables fuerzas representadas por los gluones. En la materia normal cada quark se empareja con un anti-quark formando un mesón, o se une con otros dos quark para formar un barión (protón, neutrón).

Anuncios

En el QGP mesones y bariones pierden sus identidades al descomponerse en quarks aumentando sus masas, dejando de estar confinados.

Este plasma también se obtuvo anteriormente en el mismo CERN al hacer chocar iones de oro acelerados a velocidades fabulosas. #Investigación científica #Poder