Han sido numerosas las ocasiones en las que hemos experimentado con la TCI (transcomunicación instrumental) sobre todo con grabadoras que han podido ser digitales, analógicas, o incluso magnetófono de bobina abierta para intentar captar voces de otros tiempos o “atrapadas” en nuestro tiempo, pero siempre nos preguntamos si son energías, o más espiritualmente hablando “espíritus” o “entidades”.

A lo largo de nuestras investigaciones han sido numerosas las preguntas que nos planteamos; ¿por qué nunca hemos recogido una psicofonía que nos transmita felicidad, bienestar? Siempre o casi siempre han sido registros de voces angustiadas, infelices, agresivas e incluso pidiendo ayuda.

Anuncios
Anuncios

Para poder entender esto nos remitimos al fenómeno poltergeist causado por telequinesis inconsciente derivado del estrés y tensión emocional, si unimos este fenómeno capaz de transformar las emociones negativas en fenómenos paranormales y la teoría de cuerdas el resultado puede llegar a ser sorprendente, pero ¿de qué trata la teoría de cuerdas?

Siempre se ha creído en la unificación de una sola ley para todo. La teoría de cuerdas nació de la ley de la relatividad general, que une el electromagnetismo y la gravedad, donde se cree en un universo ordenado y predecible, y la mecánica cuántica que estudia los átomos y el comportamiento de sus partículas, neutrones, protones y electrones y en que se llega a la conclusión que tienen un comportamiento impredecible y desordenado; pero las cuales se puede predecir las posibilidades que existen. Uniendo todo esto nace la teoría de cuerdas. Las cuerdas, unas pequeñas partículas de energía que vibran como un violín (sinfonía cósmica).

Anuncios

Todo en nuestro universo desde la partícula más pequeña a la estrella más lejana está compuesta por estas minúsculas energías. Al igual que un violín puede crear una gran variedad de notas musicales, estas cuerdas vibran de diferente manera para formar los diferentes componentes de la naturaleza y el universo. Esta teoría nos dice que podríamos estar viviendo en un universo en el que la realidad coincide con la ciencia ficción, pero que nos parece muy real. Un mundo con 11 dimensiones con infinitos universos paralelos muy cercanos, donde sabemos que las 4 primeras dimensiones son alto, largo ancho y por último la temporal y que están unidas por un tejido espacio temporal.

De ser correcto esta teoría sumado al fenómeno poltergeist causado por telequinesis inconsciente , y que nosotros somos energía compuesta por átomos, no sería descabellado pensar que las psicofonías podrían ser el resultado de emociones de ira, tristeza, etc, emociones más potentes que la felicidad y capaces de traspasar la barrera del espacio tiempo de las dimensiones siendo captadas en nuestra realidad, o incluso que hubieran puntos energéticos donde estas dimensiones fueran más activas y facilitaran que se solaparan con la nuestra.

Anuncios

Puede sonar a locura pero ¿y si tuviera razón? Por si acaso seguiré preguntándome e investigando. #Investigación científica #Misterio